Crecimiento sostenible y regulación financiera, ejes del G7

El ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble (Foto: bundesfinanzministerium.de)

 

Por Almudena de Cabo

Berlín, 26 de mayo 2015 – Un crecimiento sostenible sin nuevo endeudamiento, la regulación financiera y la lucha contra la evasión fiscal, serán los ejes de la reunión de los ministros de Finanzas y gobernadores de los bancos centrales de los siete países más industrializados del mundo (G7) esta semana en Dresde.

Alemania, anfitrión de la cumbre que comienza mañana en el este de Alemania, volverá a alzarse como máximo defensor de unas arcas públicas saneadas, en contra de la financiación de programas de fomento de la coyuntura económica a través de nuevo endeudamiento.

“La economía mundial está de nuevo en la senda del crecimiento. Sin embargo, los riesgos siguen estando ahí. Nuestra exigencia es asegurar el crecimiento para las generaciones de hoy y de mañana”, explicó el ministro de Finanzas de Alemania, Wolfgang Schäuble.

Event Tickets at TicketNetwork.com

“Para un crecimiento sostenible de este tipo se necesita reducir la deuda y contar con presupuestos preparados para hacer frente al futuro”, agregó el que se alza como uno de los máximos defensores de la política de ahorro y reformas desde que estallara la crisis en 2008.

Durante el encuentro que se extenderá hasta el viernes y que servirá de preparación de cara a la cumbre de jefes de gobierno del G7 el próximo 7 y 8 de junio en el castillo de Elmau (Baviera), el titular de las Finanzas alemanas insistirá así en “el abandono de las elevadas deudas estatales”, al mismo tiempo que abogará por emprender reformas e inversiones, apuntó el portavoz del Ministerio, Martin Jäger.

“Las cifras de crecimiento en su conjunto son bastante satisfactorias, pero se trata de lograr crecimiento sin crear nuevas burbujas”, agregó en un momento en el que las cifras de endeudamiento están en niveles récord.

Bajo el lema “Pensar en el mañana. Negociar de manera conjunta”, los ministros de Finanzas analizarán la situación actual de la economía siete años después de la crisis financiera y debatirán, por primera vez, con renombrados economistas como, por ejemplo, el premio Nobel Robert Shiller o los economistas de la Universidad de Harvard Kenneth Rogoff y Larry Summers.

El G7 -formado junto con Alemania, por Estados Unidos, Japón, Francia, Reino Unido, Canadá e Italia- busca también acordar medidas contra los trucos fiscales de grandes grupos empresariales, al mismo tiempo que debatirán también sobre la difícil situación económica de Ucrania, la lucha contra la financiación del terrorismo, así como la regulación de los mercados financieros.

“Contar con mercados financieros que funcionen es un requisito para tener un crecimiento sostenible. En Dresde pondremos la última piedra para solucionar el problema de ‘demasiado grande para caer’ de los bancos y terminar con la presión de los Estados”, declaró Schäuble.

Con la reforma de los mercados financieros quieren recuperar también la confianza de los participantes en los mercados internacionales a través de medidas reguladoras acordes, bajo una especie de promesa de que una crisis así no volverá a suceder.

En la lucha contra la financiación del terrorismo, los Estados quieren estudiar cómo poder conseguir que los países puedan reaccionar en el futuro más rápidamente a la hora de congelar el capital de los terroristas y acabar con los agujeros para detectar transferencias entre países, explicaron hoy fuentes cercanas al gobierno alemán.

Este debate se une al abierto, sobre todo en Francia, sobre los nuevos caminos de financiación de organizaciones terroristas como el Estado Islámico (EI) a través del contrabando de antigüedades.

Por su parte, la bancarrota que se cierne sobre Grecia estará sin duda en la mente de todos los reunidos en Dresde. “La crisis griega no es un tema oficial en la agenda, pero no se descarta que se hable sobre ella”, indicó el Ministerio de Finanzas alemán.

A Dresde viajarán también la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde; el jefe del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem; el comisario de Asuntos Económicos de la Unión Europea (UE), Pierre Moscovici; el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi; el presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim y el secretario general de la OCDE, José Ángel Gurría.

Este encuentro es la tercera reunión ministerial en el marco de la presidencia de Alemania en el G7, tras la de ministros de Exteriores y de Energía. Comenzará con un acto en la emblemática Frauenkirche de la capital de Sajonia el miércoles por la tarde.

No se espera que los participantes alcancen ningún acuerdo concreto. Se trata, sobre todo, de un diálogo sobre los temas más candentes del panorama financiero y económico mundial.

“Dresde es un símbolo de reconstrucción y de cambio exitoso de estructuras. Me alegro de poder mantener un buen encuentro con mis compañeros de finanzas del G7 en una de las ciudades más hermosas de Alemania”, declaró Schäuble, anfitrión junto con el presidente del Bundesbank, Jens Weidmann. (dmz/hl)

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.