Ministros de Finanzas del G7 unánimes: Crecimiento sin endeudamiento

El ministro de Finanzas de Alemania, Wolfgang Schäuble (Foto: bundesfinanzministerium)

 

Por Almudena de Cabo

Dresde, 28 de mayo 2015 – El ministro de Finanzas de Alemania, Wolfgang Schäuble, consiguió hoy su objetivo al lograr que sus homólogos del G7 se posicionaran a favor de apostar por un crecimiento sustentado en reformas estructurales y no en nuevas deudas.

El ministro alemán, defensor a ultranza de una política de austeridad y de la necesidad de emprender reformas, algo que le ha valido numerosas críticas en el pasado, ya puede darse por satisfecho después de conseguir el respaldo de los siete países más industrializados del mundo (G7) durante la primera jornada de sesiones de trabajo en Dresde.

“Todos afirmaron que el elevado endeudamiento -presente tanto a nivel estatal como a nivel de los hogares y empresas- podría lastrar el crecimiento”, informaron fuentes de la delegación alemana tras asistir a las primeras reuniones de trabajo del G7, formado por Alemania, Reino Unido, Francia, Italia, Canadá, Estados Unidos y Japón.

Event Tickets at TicketNetwork.com

La delegación alemana informó también de que hubo “conformidad” sobre la necesidad de emprender reformas estructurales para potenciar el crecimiento y no echar mano de dinero público a costa de elevar el endeudamiento del país. Esta conformidad contrasta con las opiniones manifestadas hasta el momento desde Estados Unidos, Japón o Italia.

Poco antes de la reunión, Schäuble ya había adelantado que no iba a dar su brazo a torcer en este tema. “Abogamos por nuestro planteamiento: las reformas estructurales son la clave del éxito para tener un crecimiento sostenible. Por el contrario, un elevado endeudamiento supone un freno”, afirmó a la agencia dpa.

Asimismo, el anfitrión de la cumbre que concluye mañana indicó que si bien la crisis financiera y económica se ha superado y la economía mundial se encuentra en el buen camino, “ahora se trata de cómo podemos fomentar el crecimiento actual sin crear nuevas burbujas”.

Durante las sesiones de hoy debatieron también sobre una mejora de la coordinación fiscal para evitar la evasión de impuestos. En este punto, los ministros de Finanzas indicaron que empiezan a verse “los primeros frutos” del acuerdo para intercambiar de forma automática información fiscal que firmaron el año pasado 51 países y que se irá implementando hasta 2018.

La delegación alemana informó que sólo el anuncio del acuerdo ha hecho aflorar bienes en el extranjero que hasta ahora no habían sido declarados.

El acuerdo alcanzado en 2014 compromete a bancos y otros institutos financieros a comunicar a las autoridades fiscales nacionales información sobre tasas, dividendos, saldos en cuentas y beneficios por la venta de patrimonio financiero cuando el beneficiario vive en el extranjero.

Las autoridades de los países firmantes enviarán luego de forma automática los datos al país del beneficiario, con lo que se pondrá freno al envío de dinero negro al extranjero sin control.

El encuentro ministerial en Dresde transcurre según lo esperado. Sin decisión alguna y como un “intenso Brainstorming” (lluvia de ideas), como han querido dejar claro en todo momento.

Dentro de esta lluvia de ideas se invitó a participar, por primera vez, a un grupo de prestigiosos economistas internacionales, entre los que se encontraban Nouriel Roubini, profesor en la Universidad de Nueva York y famoso por sus acertadas predicciones de la crisis inmobiliaria que desató la crisis financiera en 2008, y Robert Shiller, profesor en la Universidad de Yale y premio Nobel de Economía.

Los dos alertaron a los presentes de burbujas financieras alentadas por los bajos tipos de interés y la política monetaria expansiva de los bancos centrales.

La reunión termina mañana con dos sesiones de trabajo donde se debatirá sobre la lucha contra la financiación de organizaciones terroristas como el Estado Islámico (EI) y sobre otros temas no oficiales como la crisis en Ucrania y Grecia.

La crisis griega acaparó ya hoy gran parte de la atención en la cumbre, a pesar de no formar parte de la agenda, por las informaciones cruzadas entre el gobierno heleno que habla de un acuerdo inminente y los acreedores internacionales que insisten en que aún queda mucho por hacer.

Los ministros de Finanzas y gobernadores de los bancos centrales llegaron ayer a Dresde, en el este de Alemania, para preparar la cumbre de líderes del G7 el próximo 7 y 8 de junio en el castillo de Elmau, en Baviera. (dmz/hl)

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.