Burgsmüller, el hombre que vio hace 10 años nacer la leyenda Nadal

El tenista alemán Lars Burgsmüller (Foto: wikipedia)

 

Por Ignacio Encabo

París, 24 de mayo 2015  Han pasado diez años y el alemán Lars Burgsmüller no recuerda muy bien el resultado de aquel partido, pero lo que no puede borrar de su mente es lo que vio al otro lado de la red, a un explosivo Rafael Nadal dando el primer paso del viaje que lo convertiría en leyenda.

“Nadal me arrasó”, cuenta Burgsmüller a dpa cuando se cumple una década del primer título de Nadal en el Abierto de Francia.

El español ganó en 2005 la primera de sus nueve coronas en París. Y todo comenzó en la mañana del 23 de mayo, cuando se enfrentó a Burgsmüller, entonces número 96 del ranking mundial con 29 años.

Event Tickets at TicketNetwork.com

“En un primer momento pensé: ¡Qué pena, podría haberme tocado otro jugador en primera ronda al que pudiera ganar! Ahora lo veo de modo diferente, creo que es un gran honor haber jugado con Nadal en París”, recuerda por teléfono el germano, que trabaja actualmente como radiólogo en un hospital de la ciudad de Essen, en el este de su país.

Nadal era entonces el número 5 del mundo y llegaba como uno de los grandes favoritos a París tras ganar en Montecarlo, Barcelona y Roma. Aún no sabía lo que era ganar un Grand Slam, pero aquel adolescente con camiseta sin mangas y pantalones por debajo de la rodilla apuntaba maneras con su derroche físico.

“En aquellas situaciones en las que uno piensa que tenía el punto ganado, él corría todavía más, te pasaba y te ganaba el punto”, recuerda Burgsmüller. “Es lo que más me sorprendió, que corriese a por esas bolas y que encima te pasara con tanta facilidad. Y lo alto que le botaba la bola…”

“Sabía que desde la línea de fondo no iba a tener ninguna oportunidad así que me eché hacia adelante, ataqué, pero él fue simplemente mejor, hay que ser sinceros”, explica el ex tenista, que se retiró en 2008 con el de Copenhague 2002 como único título.

Burgmüller cayó por 6-1, 7-6 (7-4) y 6-1 en una hora y 45 minutos de partido en la cancha 1, la tercera en importancia de Roland Garros. Pero él tiene un recuerdo ligeramente diferente. 

“En el primer set me sorprendió que yo llegara a tener alguna oportunidad, perdí 7-6 en el tie break. Después de aquello, Nadal me arrasó. No me dio ninguna oportunidad. Si hubiera ganado aquel set quizás, con un poco de suerte, habría tenido alguna oportunidad”, asegura antes de intentar hacer memoria sobre el resultado exacto.

“Hasta donde yo recuerdo, perdí el primer set 7-6 y después 6-1 y 6-1”, cuenta. “Han pasado ya muchos años, diez. Recuerdo que sabía que iba a ser un partido complicadísimo para mí porque él ya era considerado como uno de los grandes favoritos”.

Después de batir a Burgsmüller, Nadal tumbó camino a la final al belga Xavier Malisse, a los franceses Richard Gasquet y Sebastien Grosjean, al español David Ferrer y al suizo Roger Federer, entonces número uno del mundo. En la final, el español derrotó al argentino Mariano Puerta 6-7 (6-8), 6-3, 6-1 y 7-5.

“Era muy joven, tenía la energía de sobra, tenía la inconsciencia de cuando uno es muy joven. Era capaz de conseguir llegar a pelotas muy difíciles y devolverlas siempre con fuerza e intensidad. Y jugaba con una pasión muy grande”, señaló Nadal en un video recientemente publicado por la organización de Roland Garros.

El español tuvo que retrasar dos años su debut en Roland Garros por una fisura en el codo derecho (2003) y una lesión en el escafoides en el pie izquierdo (2004). Pero desde que pisó la arcilla parisina en 2005, ganó 66 partidos y sólo perdió uno.

“Yo sabía que él podía ganar el torneo”, recuerda ahora Burgsmüller, que pese a no ver los últimos partidos de Nadal cree que el español sigue siendo gran favorito en París.

“No veo tenis de forma tan intensa como en mi carrera, veo algunos torneos por televisión, como los Grand slam, pero no veo todos los resultados como antes”, cuenta. “Nadal será siempre uno de los grandes favoritos en París. Lógicamente, hay algunos que tendrán su oportunidad, como Djokovic y otros más, pero a Nadal hay que tenerlo muy presente”. (dmz/hl)

Hinterlasse jetzt einen Kommentar

Kommentar hinterlassen

E-Mail Adresse wird nicht veröffentlicht.


*


Diese Website verwendet Akismet, um Spam zu reduzieren. Erfahre mehr darüber, wie deine Kommentardaten verarbeitet werden .