Suecia ganó Eurovisión con “Heroes”

El sueco Måns Zelmerlöw ganó la Eurovisión con “Heroes” (Foto: Eurovision)

 

Viena, 24 de mayo 2015 – Suecia ganó anoche la 60 edición de Eurovisión en Viena de la mano de Måns Zelmerlöw, que quedó en primer lugar con su himno discotequero “Heroes”, por delante de Rusia, que obtuvo el segundo puesto, e Italia, que se ubicó tercera.

Esta es la sexta vez en la historia que Suecia gana el concurso de la canción. El último triunfo sueco había sido hace apenas tres años, en 2012, con Loreen. Los anteriores fueron en 1999, 1991, 1984 y 1974.

Las casas de apuestas coincidían en señalar al sueco como uno de los favoritos. Su actuación, en la que combinó proyecciones en 3D, se había convertido en una de las más aplaudidas ya en los ensayos y semifinales.

Por su parte, España no logró romper con su ausencia de más de cuatro décadas en el palmarés. Edurne, que cantó “Amanecer”, quedó en el lejano puesto 21 con apenas 15 puntos, a una distancia abismal del ganador, que obtuvo 365.

Event Tickets at TicketNetwork.com

Austria, el país anfitrión, quedó bien atrás en el tablero, al igual que Alemania, con cero puntos.

“No puedo estar más contento”, dijo Zelmerlöw a la televisión sueca tras su victoria. “Es increíble. Soñé con Eurovisión toda mi vida”.

Un total de 27 países -más que nunca- lucharon por la victoria en la final, mientras que 40 pudieron votar. El ganador es definido por televidentes y jurados.

El Grand Prix probablemente se lleve a cabo el año que viene en Estocolmo, siempre y cuando el país ganador se decida por su capital.

En esta edición participó por primera vez Australia como huésped de honor. La victoria en el certamen, que se celebró en la arena Wiener Stadhalle de la capital austríaca, no conlleva un premio en dinero. El ganador obtiene un trofeo y su país la oportunidad de televisar la gala al año siguiente.

La drag queen austríaca Conchita Wurst había ganado la edición 2014 de Eurovisión con su pomposa balada pop “Rise Like A Phoenix”. En 2013, el premio fue para la danesa Emmelie de Forest con “Teardrops”.

En comparación con otras ediciones, la de este año fue algo más modesta, con unos 10.000 espectadores. De acuerdo con el canal austríaco ORF, que transmitió el espectáculo, la gala costó unos 25 millones de euros (unos 27,5 millones de dólares).

La apertura estuvo a cargo de Conchita Wurst con el tema “Building Bridges”, que también realizó entrevistas con los concursantes en el llamado Green Room.

Se estima que unos 100 millones de espectadores vieron la final del concurso por televisión. (dmz/dpa/hl)

Hinterlasse jetzt einen Kommentar

Kommentar hinterlassen

E-Mail Adresse wird nicht veröffentlicht.


*


Diese Website verwendet Akismet, um Spam zu reduzieren. Erfahre mehr darüber, wie deine Kommentardaten verarbeitet werden .