Aumentan ataques a refugiados en Alemania

 

El sindicato de la policía alemana demandó que sea impuesto un cordón de seguridad de un kilómetro en torno a los centros de refugiados (Foto: Dirk Vorderstraße / flickr

Berlín, 27 de julio 2015  Alemania volvió a ser escenario de ataques racistas a refugiados, mientras las autoridades analizan con urgencia soluciones para afrontar la llegada masiva de personas en busca de asilo político.

Una familia de refugiados se salvó por poco en un ataque incendiario perpetrado a su apartamento en la noche del sábado en una localidad al oeste de Berlín, mientras que el domingo por la noche, un grupo de unas 30 personas arrojó piedras a un centro de acogida en Dresde, comunicó la policía.

Los atentados del fin de semana se sumaron al ataque del viernes en la ciudad de Greiz, en Turingia, en el que tres hombres de 18, 23 y 26 años golpearon e hirieron sin motivo alguno a cuatro refugiados sirios.

El sindicato de la policía alemana demandó hoy que sea impuesto un cordón de seguridad de un kilómetro en torno a los centros de refugiados en el que esté prohibido todo tipo de manifestaciones como el que rige para determinados edificios públicos como la sede del Parlamento.

“Necesitamos un cordón para los centros de refugiados”, dijo el presidente del sindicato, Rainer Wendt, en declaraciones que adelanta el diario “Saarbrücker Zeitung” (Dienstag). “La gente que huye de las persecuciones tiene derecho de no tener que verle la cara a los que les arrojan piedras”.

Las autoridades alemanas celebrarán en horas de la tarde en Stuttgart una reunión de alto nivel con representantes de los sectores económico y social para analizar nuevas medidas para hacer frente a la creciente ola de refugiados.

Especialmente las grandes ciudades alemanas afrontan problemas para alojar a los recién llegados. En urbes como Hamburgo se están erigiendo carpas para dar techo a los refugiados.

El encuentro es el segundo de este tipo tras uno celebrado hace poco más de medio año, pero las medidas acordadas entonces han quedado cortas ante la avalancha de gente procedente de África, Medio Oriente y de países de los Balcanes.

Según señala el diario “Frankfurter Allgemeine Zeitung”, los estados federados alemanes han visto duplicarse los gastos destinados a los refugiados, que podrían alcanzar este año entre 5.000 y 6.000 millones de euros (entre 5.500 y 6.600 millones de dólares). En el caso de algunas regiones, estos gastos serán el triple del presupuesto previsto.

El año pasado, los “Länder” alemanes tuvieron a disposición unos 2.200 millones de euros para la acogida de refugiados.

La razón para esta escalada de los costes es el aumento del número de refugiados. La Oficina de Migración y Refugiados calcula que este año habrán llegado a Alemania en busca de asilo hasta 450.000 personas, el doble que el año pasado. (dmz/hl)

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*