Merkel y Rajoy aúnan posturas en cumbre marcada por crisis migratoria

 

El canciller español Mariano Rajoy, y la canciller alemana, Angela Merkel (Foto: Bundesregierung / Gebhardt / Bundeskanzlerin)

 

Por Almudena de Cabo

Berlín, 1 de septembre 2015  La canciller alemana, Angela Merkel, y su homólogo español, Mariano Rajoy, aunaron posturas en una cumbre informal marcada por la grave crisis migratoria que vive el continente europeo y adonde España acudió como “el hijo modelo” a la hora de emprender reformas para dejar atrás la crisis económica.

Los dos mandatarios conservadores quisieron dar hoy una imagen de sintonía en su encuentro en Berlín, al estilo del del año pasado en Santiago de Compostela, y que este año cambió el famoso camino de los peregrinos por un bucólico paseo a orillas del lago en el palacio de Meseberg, la casa de huéspedes del gobierno alemán en el estado federado de Brandeburgo, a unos 70 kilómetros al norte de Berlín.

La cumbre informal, que comenzó el lunes por la tarde y que se alargó hasta hoy al mediodía con la participación de los dos en una jornada empresarial hispano-alemana, coincidió con un momento en el que la Unión Europea (UE) analiza cómo hacer frente a la gran oleada de refugiados que llegan al continente. “Es el reto más importante que tiene Europa para los próximos años”, afirmó Rajoy.

Los países de la UE se encuentran inmersos en una lucha interna centrada principalmente en el reparto “justo” de los refugiados y en la distinción entre los refugiados con derecho a asilo y los que provienen de “países de origen seguros”, por lo que es necesario contar con los centros de registro en Grecia e Italia, algo en lo que insistieron Merkel y Rajoy.

“Estamos de acuerdo en la necesidad de poner en activo una política de asilo europea”, afirmó Merkel y reiteró lo repetido los últimos días: una lista de países seguros para toda la UE y centros de registro cuanto antes.

Desde Alemania llevan tiempo diciendo que así no se puede continuar y que si no se establecen cuotas, habrá que replantearse el acuerdo de Schengen, que permite la libre circulación dentro de la UE. La mayor economía de Europa se encuentra desbordada por la afluencia de refugiados y espera que este año se alcance la cifra récord de 800.000 solicitudes de asilo.

Rajoy, por su parte, se mostró abierto a mantener “una postura constructiva” respecto a las cuotas planteadas desde la Comisión Europea (CE), pero explicó que primero quieren ver “los criterios” y que desde Bruselas se “esfuercen” por poner en práctica lo acordado y que poco a poco se armonice la legislación sobre asilo en todos los países.

“La CE hizo una propuesta (de más de 5.000 refugiados) y nosotros decidimos aceptar 2.739. Estamos dispuestos a hablar de nuevo del tema, pero la CE debe insistir en que se hagan los centros de registro de refugiados”, reclamó.

“Como segundo punto es necesario poner en funcionamiento una política de asilo europea y también una política global de inmigración. Si no contamos con esto, seguiremos viviendo y viendo situaciones tan dramáticas como las de ahora”, agregó.

En el plano económico, Rajoy acudió a Berlín con un objetivo claro: regresar de Berlín con una maleta llena de elogios por su política de reformas para salir de la crisis y así ganar fuerza de cara a los comicios electorales, primero en Cataluña este mes y después en los generales a finales de año.

Merkel alabó el desarrollo económico en España, que tras un tiempo “muy difícil”, ha conseguido tener “una buena tasa de crecimiento, dos veces superior a la alemana”. “Esto demuestra que las reformas dan sus frutos”, destacó la canciller. “España contribuye para que Europa en su conjunto pueda salir paso a paso de la crisis”, agregó.

Tras desglosar los recientes datos económicos positivos, que motivan la previsión de que el país crezca un 3,3 por ciento este año, Rajoy reconoció que “el gran reto sigue siendo la creacion de puestos de trabajo”.

El mandatario español aprovechó para alertar que un cambio ahora sería “terrible”. “Hemos avanzado mucho pero todavía queda mucho por hacer”, indicó. “Empezamos a recoger algunos frutos pero necesitamos mucho más”.

La líder de la Unión Cristianodemócrata (CDU) comentó que no es “ningún secreto” que forman parte de un mismo partido europeo. “Por supuesto tenemos gran interés en que la senda de éxito pueda continuar”, dijo.

“No nos metemos en campañas electorales pero tengo confianza en que continúe con su política”, declaró. “Le deseo mucho éxito y creo que el camino de España va hacia arriba y va a ser algo que van a tener en cuenta muchas personas en las elecciones”, agregó.

Posteriormente, los dos mandatarios participaron en la jornada de empresarios hispano-alemanes en la sede de la Asociación de la Industria Alemana (BDI) en Berlín, donde mantuvieron un coloquio con los presentes y donde una vez más Alemania puso a España de “ejemplo”.

En el encuentro empresarial participaron también el ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble, y el ministro de Economía español, Luis de Guindos, que discutieron a primera hora sobre “una mayor integración de la zona euro”. Los dos políticos mantuvieron también un encuentro informal de manera paralela a la jornada empresarial.

Rajoy también estuvo acompañado del ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo, que mantendrá hoy por la tarde una reunión con su homólogo alemán, el socialdemócrata Frank-Walter Steinmeier. (dmz/hl)

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*