Alemania se lame las heridas para lograr el pase ante Georgia

 

El entrenador de la selección alemana, Joachim Löw (izq.) (Foto: Facebook)

Leipzig/Berlín, 10 de octubre 2015 – Tras el inesperado golpe ante Irlanda, la selección alemana de fútbol acude con la cabeza gacha pero segura de poder lograr mañana el pase directo para la Eurocopa 2016 ante Georgia.

La amarga derrota ante Irlanda 1-0 el jueves en Dublín desató la frustración del seleccionador germano, Joachim Löw, que daba casi por segura la clasificación.

Sin embargo, la escasez de tiempo preparatorio provocó que la campeona del mundo se haya visto obligada a esperar al domingo para lograr el ansiado pase para el que sólo necesita un empate.

Nadie duda de que Alemania logrará vencer de nuevo a Georgia como ya hiciera en marzo en Tiflis, cuando ganó 2-0. “Creo que no pasó nada dramático. Somos líderes de la tabla y lo tenemos casi hecho ante un rival que no se encuentra entre los mejores equipos de Europa”, afirmó hoy Löw.

Por primera vez en su etapa como seleccionador alemán, la “Nationalmannschaft” deberá esperar hasta el último partido del grupo para lograr la clasificación para un gran torneo.

En una muestra de que la derrota ante Irlanda fue un hecho aislado y que no guarda rencor alguno, Löw anunció su intención de dar una nueva oportunidad al once titular que perdió ante Irlanda.

“No se está pensando en si contar o no con uno u otros jugadores debido al resultado (del jueves)”, explicó Löw en la comparecencia previa al partido en Leipzig.

“No va a haber muchos cambios”, anunció el seleccionador alemán que dejó abierto quién sustituirá al lesionado Mario Götze en el ataque germano.

En tanto, el ligeramente lesionado capitán del equipo, Bastian Schweinsteiger, volvió a incorporarse a los entrenamientos con el equipo. “Al menos parece que ha mejorado, lo que da cierta esperanza”, comentó Löw. “Si se encuentra al cien por cien volverá a jugar”, indicó. “Pero si existe el más mínimo riesgo, entonces no será el caso”.

Nadie en el entorno de la selección alemana está nervioso. “No estoy para nada preocupado, aunque me sentí también frustrado”, afirmó el presidente de la Federación Alemana de Fútbol (DFB), Wolfgang Niersbach, sobre la derrota de esta semana.

Si contra todo pronóstico Alemania perdiera mañana en Leipzig ante Georgia -en quinta posición de la tabla con nueve puntos-, los rivales Polonia e Irlanda -cada uno con 18 puntos- podrían adelatar a la campeona del mundo, actualmente con 19 puntos.

“Todo el mundo conoce la situación, conocen la tabla y pueden calcular. Lo que cuenta es que queremos ganar ante Georgia y lo haremos”, anunció el arquero alemán, Manuel Neuer. “Naturalmente que somos optimistas”, agregó.

“Tenemos suficiente autoconfianza. Lograremos la clasificación por nuestro propio pie”, apuntó por su parte Löw al mismo tiempo que rechazó que sus jugadores acudieran a Dublín con presunción y arrogancia.

“Generalmente no se puede decir realmente de nuestro equipo que los jugadores sean arrogantes, que se sientan superiores o que vivan completamente alejados de la realidad”, afirmó Löw.

Entre los principales problemas de la selección alemana se encuentra la falta de puntería. “Actualmente no somos ya tan mortales para el rival como solíamos serlo”, reconoció sobre un equipo que necesita seis grandes oportunidades para hacer un gol. “Esto demuestra que la eficacia ya no es como en el Mundial de fútbol”, agregó.

Löw reclamó una mayor concentración y seriedad del equipo ante Georgia, actualmente en la posición 110 del ránking mundial. “Todos deben aprovechar cada oportunidad como si fuera la única y la última. Con cada oportunidad fallida aparece la frustración como ante Irlanda y permite que aumenten las oportunidades del rival”, explicó.

El defensa Jerome Boateng prometió, por su parte, un gran espectáculo en el estadio de la ciudad en el este de Alemania. “Los fans se lo han ganado”, aseguró. “Debemos hacer un buen partido para terminar y ganar claramente”.

Incluso su rival es consciente de la gran diferencia entre los dos equipos. “Pases cortos rápidos, veloces cambios, el perfecto juego con o sin balón. Alemania juega hoy en día sencillamente el mejor fútbol”, declaró a dpa el seleccionador de Georgia, Kachaber Zchadadse. (dmz/dpa/hl)

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*