Adiós a David Bowie: Muere un héroe, se agranda la leyenda

 

 

David Robert Jones, más conocido como David Bowie (Foto: La Tercera / Twitter)

Por Jenny Tobien

New York/Berlín, 11 de enero 2016 – Fascinante camaleón del rock, inquieto investigador de sonidos, y finalmente, una especie de fantasma de la música pop. Estos son solo tres de los papeles que David Robert Jones, más conocido como David Bowie, interpretó durante sus casi 50 años de carrera musical.

Según el recuento oficial, el cantante, compositor y ocasional actor, nacido el 8 de enero de 1947 en el barrio londinense de Brixton, publicó 25 discos, el último el pasado viernes, día de su 69 cumpleaños. Se trata de «Blackstar» (Estrella Negra), y es uno de sus mejores, aunque también más crípticos y oscuros trabajos.

Se estima que el artista vendió más de 140 millones de discos, por lo que se le considera una de las estrellas más exitosas del las útimas décadas.

Su álbum debut de 1967, «David Bowie», no aclaró nada: estaba orientado al Folk y fue un fracaso. Sin embargo, el álbum «Space Oddity», publicado dos años después, y cuya canción de título homónimo que contaba la historia del ficticio astronauta Major Tom, cambiaron la tendencia.

Con «Hunky Dory», «The Rise And The Fall Of Ziggy Stardust» y «Aladdin Sane», Bowie se subió a la cresta de la ola del estrambótico Glam Rock, que jugaba de forma irónica con los estereotipos de los géneros sexuales.

Los años 70 fueron la época más productiva y creativa del artista. Grabó algunos de sus discos más influyentes, tales como «Station to Station», «Low» o «Heroes», cuyo single llegó a grabar en alemán, en Estados Unidos y Alemania.

Durante esos taños también se vio obligado a luchar contra una larga adicción a las drogas.

Ya en los años 80, el artista, adorado por la crítica, alcanzó el estatus de mega estrella que agotaba las entradas para actuar en estadios gracias al disco con toques de funk y blues «Let’s Dance».

Tras esto, Bowie continuó sumergiéndose en diferentes géneros pop, hasta que un ataque al corazón durante una actuación en 2003 en la ciudad de Scheeßel, en el norte de Alemania, lo apartó de los escenarios por motivos de salud.

Durante mucho tiempo no se volvió a escuchar nada del icono pop, hasta que en 2013, oficialmente recuperado y ya viviendo en Nueva York, protagonizó su regreso a las tiendas de discos con «The Next Day», disco de carácter retrospectivo en su carrera.

Sin embargo, nunca más volvió a actuar y no concedió entrevistas, algo que no le impidió continuar musicalmente activo. De este modo llegó «Blackstar», disco que ya es su legado musical.

Bowie se casó dos veces, la última en 1992 con la modelo Iman Abdulmayid. De esa unión nació en el año 2000 un hija. De su primer matrimonio nació el director de cine Duncan Jones («Moon»).

Bowie también obtuvo algunos éxitos con incursiones en el cine («The Man Who Fell to Earth», «Merry Christmas, Mr. Lawrence») y el teatro. Sin embargo, estos solo fueron trabajos temporales. (dmz/dpa/hl)