Alcalde de Cuernavaca y gobernador de Morelos  en disputa por control de policías

El gobernador de Morelos, Graco Ramírez, del PRD (Foto: animalpolitico)

Cuernavaca, 4 de enero 2016 – El control que asumió hoy la policía estatal de Morelos, en el centro de México, sobre los fuerzas policiales municipales de varias de sus ciudades, ha enfrentado al alcalde de Cuernavaca, su capital, y al gobernador del estado, en medio de la ola de delincuencia que se vive en la zona.

El tres veces jugador mundialista y alcalde de Cuernavaca, Cuauhtémoc Blanco, anunció que buscará estrategias legales para revertir «el golpe de Estado» del gobernador Graco Ramírez, al imponer por decreto la operación del Mando Único, medida que busca evitar la corrupción en las corporaciones de policías municipales, unificándolas con las fuerzas policiales estatales.

«Este es un golpe de Estado del gobernador, y vamos a tener reuniones entre nosotros y vamos a ver qué podemos hacer», dijo en conferencia de prensa.

En la madrugada, el Comisionado de Seguridad Pública de Morelos, Alberto Capella, tomó el control de la Secretaría de Seguridad de Cuernavaca, custodiado por elementos de la Policía Federal y el Ejército. En otros municipios morelenses también se tomó el control de la policía local, que antes respondía a los gobiernos municipales y ahora estará bajo la órbita del Gobierno del estado.

«Se lo digo otra vez al gobernador, yo quiero trabajar por los ciudadanos, los ciudadanos votaron por mí, yo estoy aquí por ellos», agregó Blanco, quien asumió el 1 de enero la alcaldía de Cuernavaca, considerada una de las urbes más violentas del país.

Por su parte, el depuesto secretario de Seguridad Ciudadana de esa ciudad, Carlos de la Rosa, sostuvo que desde la madrugada todos los policías locales fueron acuartelados y se ha despedido personal.

La molestia de Blanco se debe también a las acusaciones que hizo el gobernador sobre los presuntos vínculos con la delincuencia organizada de funcionarios de su entorno.

«Detrás Cuauhtémoc Blanco hay personas que quieren aprovechar su inexperiencia para que grupos delicuenciales se instalen en Cuernavaca», escribió Ramírez en su cuenta de Twitter, en la que ha publicado constantes críticas contra el alcalde, y donde ha reiterado su apoyo al esquema del Mando Único para la lucha contra la delincuencia en Morelos.

Ramírez afirmó también, aunque sin dar mayores detalles, que el asesinato de la alcaldesa de la cercana ciudad de Temixco, Gisela Mota, perpetrado el sábado, fue una acción del grupo criminal «Los Rojos» por la intención de la funcionaria de acatar el Mando Único.

Sin embargo, Blanco responsabilizó al gobernador por el homicidio y aseguró temer por su vida y la de su familia. «Se lo digo a usted y en frente de todas las cámaras, si me pasa algo a mí, a la gente detrás de mí, o a mi familia, queda en usted», manifestó. (dmz/dpa/hl)