Alemania planea reducir sal, azúcar y grasas en alimentos preparados

 

Alemania planea reducir sal, azúcar y grasas en alimentos preparados (Nestlé Österreich  / Twitter)

Berlín, 3 de enero 2016 – El gobierno alemán quiere desarrollar este año una estrategia para poder reducir el azúcar, la sal y la grasa en alimentos preparados y promover así una alimentación más sana, informó hoy el Ministerio de Alimentación.

Están previstos dos millones de euros (2,17 millones de dólares) para investigación, respondió el Ministerio como respuesta a una solicitud presentada por Los Verdes.

Un consumo «excesivo permanente» de estos tres componentes contribuye al desarrollo de enfermedades como la diabetes y enfermedades cardiovasculares, señala.

Sin embargo, solamente la modificación de las recetas de este tipo de productos no puede reducir el riesgo de padecer estos problemas de salud, sino que también depende de las cantidades consumidas y de la alimentación, agrega.

La portavoz del ámbito de protección del consumidor de Los Verdes en el Parlamento alemán, Nicole Maisch, comentó a dpa que espera que se lleven a cabo los primeros pasos «aún en esta legislatura» para reducir estos componentes.

El Ministerio se quiere orientar en las recomendaciones de la Unión Europea, según sus propias palabras. Según éstas, la proporción de azúcar de un producto debe reducirse al menos un diez por ciento en un plazo de cinco años.

Actualmente, los alemanes cubren el 25 por ciento de sus necesidades energéticas diarias con azúcar. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que este valor no supere el diez por ciento.

El Ministerio quiere trabajar en una estrategia hasta finales de 2016 y publicarlo después.

El Bundestag reclamó a petición de la Unión Cristianodemócrata (CDU), la Unión Cristianosocial (CSU) y el Partido Socialdemócrata (SPD) desarrollar una estrategia nacional en colaboración con el sector de la alimentación y del comercio para reducir el azúcar, la sal y las grasas en estos alimentos. (dpa/dmz/hl)