Atentado del EI deja un peruano y ocho alemanes muertos en Estambul

 

Atentado del EI deja un peruano y ocho alemanes muertos en Estambul (Foto: oliver mayer-rüth / Twitter)

Estambul/Berlín, 12 de enero 2016 – Diez personas, entre ellas un peruano y ocho alemanes, murieron hoy en Estambul en un atentado que el Gobierno turco atribuyó a la milicia terrorista Estado Islámico (EI).

La explosión se produjo a las 10:15 hora local (08:15 GMT) en el Obelisco de Teodosio, situado en el barrio de Sultanahmet, en el centro de Estambul. En ese lugar se encuentran algunos de los principales atractivos turísticos de la ciudad, como la Mezquita Azul, Hagia Sophia (o Santa Sofía) y el Palacio de Topkapi.

Según el primer ministro turco, Ahmed Davutoglu, el atacante suicida pertenecía al EI. El viceprimer ministro Numan Kurtulmus apuntó que el hombre, nacido en 1988, entró en Turquía desde la vecina Siria.

Por ahora, ningún grupo reivindicó el atentado y la identidad del atacante sigue sin estar clara.

Entre los fallecidos hay ocho ciudadanos alemanes, según confirmó el ministro de Relaciones Exteriores germano, Frank-Walter Steinmeier, que rebajó la cifra de los nueve que se barajaban previamente. Además, resultaron heridos otros nueve alemanes.

El Gobierno peruano confirmó por su parte una víctima mortal de su país, si bien dijo desconocer aún su identidad. «Todavía no tenemos la identidad exacta de las dos víctimas. La embajada está haciendo todas las averiguaciones. Primero identificaremos y luego avisaremos a los familiares», dijo la canciller peruana Ana María Sáncez.

La canciller Angela Merkel calificó el atentado de «acto asesino» y expresó su profundo pesar por la muerte de ocho compatriotas. «Hoy le tocó a Estambul, antes a París, Copenhague, Túnez y tantos otros lugares», dijo la canciller.

«El blanco siempre es el mismo: Nuestra vida en libertad y nuestras sociedades libres (…). Los terroristas son enemigos de todos los seres humanos libres, sí, son enemigos de toda humanidad», enfatizó.

«Pero justamente esta libertad y nuestra firmeza de actuar de forma conjunta con nuestros socios internacionales se impondrá por encima de estos terroristas», aseguró la canciller, que habló tanto con Davutoglu como con el presidente turco Recep Tayyipp Erdogan.

El ataque de hoy se produce cuatro días después de que Alemania enviase aviones de combate para teareas de reconocimiento a Siria.

Según Kurtulmus, en el atentado resultaron heridas 15 personas, de las cuales dos se encuentran en estado grave. Entre los heridos habría un noruego, además de nueve alemanes y otro peruano.

Tras el atentado, el Gobierno turco impuso un embargo informativo. Según el controlador de medios RTÜK, la ley permite adoptar una medida de este tipo en virtud de la «seguridad nacional». Ni las televisiones estatales ni otras importantes cadenas están mostrando imágenes del lugar del ataque, mientras que a una reportera de dpa no se le permitió hacer fotografías en el lugar de la detonación.

La reportera informó la presencia de numerosos policías y fuerzas de seguridad, además de artificieros. La cadena CNN Türk informó de turistas conmocionados por lo ocurrido. Algunos testigos dijeron que vieron ascender una bola de fuego.

Turquía atribuyó al EI varios de los atentados que sacudieron el país el año pasado, aunque la milicia sunita no reivindicó ninguno de ellos, la mayoría perpetrados contra objetivos kurdos. Esta minoría lucha contra el EI tanto en Irak como en Siria.

El mayor atentado en Turquía tuvo lugar en octubre en la capital, Ankara, donde un doble ataque dejó más de 100 muertos cerca de una estación de trenes durante una manifestación pacífica prokurda. El ataque fue atribuido al EI, así como otro perpetrado a principios de 2015 en el sur del país, que dejó más de 30 fallecidos.

Turquía intensificó la lucha contra el EI el año pasado, tras un periodo en el que fue criticada por haber tardado demasiado en abordar la amenaza del grupo terrorista y en sellar su frontera con Siria.

En el sur del país también aumentaron los episodios violentos, en medio de la lucha de las fuerzas de seguridad contra los combatientes kurdos, tras el colapso del proceso de paz a mediados del año pasado. Cientos de personas murieron en combates en el sureste del país, incluidos miembros de la fuerzas de segurdiad, del PKK y civiles.

Varios países de la región, así como representantes europeos y de Rusia, condenaron el atentado de Estambul.

«Esta acción terrorista volvió a demostrar lo urgente que es la colaboración regional e internacional en la lucha contra el terrorismo», dijo el portavoz de Exteriores de Irán Yabar Ansari. Para que esa colaboración sea posible, es necesario solucionar pacífica y políticamente todas las diferencias políticas de la región, agregó.

Desde Arabia Saudí, el Ministerio de Exteriores aseguró que el país lucha contra el terrorismo junto con Turquía e Irak y en Egipto un portavoz de Exteriores transmitió su pésame a los familiares de las víctimas y llamó a la comunidad internacional a unirse en la lucha contra el terrorismo, que intenta socavar la estabilidad en el mundo.

Rusia calificó el atentado como un «crimen cínico» y apuntó que demuestra que es necesaria la formación de un frente de unidad contra el terrorismo. «Este acto, para el que no hay justificación, demuestra una vez más la crueldad del terrorismo internacional», afirmó el Ministerio de Exterirores en Moscú.

Desde la Unión Europea (UE) se pidió un mayor compromiso en la lucha contra el terrorismo. «Tenemos que aumentar nuestros esfuerzos», afirmaron la alta representante de Política Exterior de la UE, Federica Mogherini, y el comisario europeo de Política de Vecindad y Negociaciones de Ampliación, Johannes Hahn.

«No hay justificación para este tipo de ataques», advirtió el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, quien aseguró que los miembros de la alianza están unidos contra toda forma de terrorismo. (dmz/dpa/hl)