Atentados de París: conexión belga y posible atacante prófugo

 

Los atentados de París están ligados a islamistas en Bélgica  (Foto: 20minutos.es  / Twitter)

París/Bruselas, 15 de noviembre 2015 – Las investigaciones sobre los atentados de París que dejaron al menos 129 muertos apuntan cada vez más a la conexión con Bélgica, mientras se cree que uno de los terroristas aún sigue prófugo y en Francia evalúan extender por tres meses el estado de excepción.

Dos de los siete atacantes muertos en París vivían en Bélgica, aunque tenían pasaporte francés, informó hoy la fiscalía de ese país. Según la agencia local Belga, uno residía en el centro de Bruselas y el otro en el barrio de Molenbeek de la capital.

El fiscal de París, François Molins, confirmó hoy de la identificación de ambos como dos de los atacantes suicidas. Uno de ellos, de 20 años, se hizo volar por los aires cerca del estadio de fútbol Stade de France, mientras el segundo participó en el ataque en el restaurante «Comptoir Voltaire» en el este de París.

En total han sido detenidas en Bélgica siete personas como parte de las investigaciones relacionadas con los ataques de París, aunque aún se está buscando confirmar si estuvieron directamente involucradas en los atentados.

Bélgica emitió hoy una orden de arresto internacional contra un sospechoso de participar en los ataques que se cree prófugo, informó la fiscalía citada por la agencia de noticias Belga. La policía francesa publicó en Twitter la foto de un joven de 26 años de 1,75 metros de altura y ojos marrones al que describe como peligroso.

Según medios franceses, el sospechoso sería uno de los tres hermanos supuestamente relacionados con los ataques: uno murió en los atentados, otro fue detenido en Bélgica y el tercero podría estar prófugo.

Además, al menos dos de los automóviles utilizados en los ataques habrían sido alquilados en Bélgica, informó la fiscalía.

La policía francesa encontró hoy en un suburbio al este de París un Seat negro con tres fusiles de asalto Kalashnikov, el mismo tipo que utilizaron los autores de la masacre. El hallazgo hace temer que uno de los tres comandos que perpetraron los atentados siga a la fuga.

Según la Policía, el Seat negro fue utilizado por el comando terrorista que desde el interior del coche mató a tiros indiscriminadamente a decenas de personas que se encontraban delante de varios cafés y restaurantes parisinos.

Otro coche de alquiler encontrado cerca de la sala de conciertos parisina Bataclan, donde se perpetró el ataque que dejó un mayor número de muertos, estaba matriculado en Bélgica.

Francia y Bélgica comparten frontera y el país vecino está cooperando en las investigaciones de los atentados perpetrados en seis lugares de la capital francesa que fueron reivindicados por la milicia terrorista Estado Islámico. 352 personas resultaron heridas, 99 de ellas de gravedad.

De los 129 muertos, 103 han sido identificados, según informó hoy el primer ministro francés, Manuel Valls, citado por medios locales. Entre 20 y 30 cadáveres están aún pendientes de identificación, añadió. Tampoco ha concluido la identificación de todos los atacantes.

En respuesta los atentados, el presidente francés, François Hollande, quiere prolongar durante tres meses el estado de excepción, informaron hoy medios franceses citando fuentes del Parlamento. Para una prolongación de más de 12 días se necesita la aprobación de una ley por parte de la Asamblea Nacional.

Según el diario «Le Figaro», el borrador de ley será debatido el miércoles en el gabinete de Gobierno. El Ejecutivo decretó el estado de excepción en la noche del viernes, que permite limitaciones de la libertad de movimiento y la instalación de zonas de seguridad especiales.

La legislación francesa lo contempla «en el caso de un peligro inminente ante graves peligros del orden público» o «en el caso de sucesos que por su tipo y gravedad representan el peligro de una catástrofe pública».

La tensión en París quedó clara en la noche del domingo, cuando un grupo de gente que homenajeba a las víctimas en la Plaza de la República corrió presa del pánico porque alguien dijo haber escuchado tiros. Policías fuertemente armados recorrieron el lugar, pero no pudieron identificar una amenaza concreta.

Tras los atentados reivindicados por el EI, Estados Unidos trabajará junto con Francia para «intensificar» los bombardeos aéreos que ya llevan a cabo contra la milicia yihadista, aseguró hoy un funcionario de la Casa Blanca en el canal NBC.

«Confiamos en que en los próximos días y semanas, trabajando junto con los franceses, seremos capaces de intensificar nuestros bombardeos contra el ISIL tanto en Siria como en Irak», afirmó Ben Rhodes, viceconsejero de Seguridad Nacional, refiriéndose al EI por otro de sus acrónimos.

Mientras, los jefes de Estado o de Gobierno de la Unión Europea (UE) llamaron hoy a todos los ciudadanos europeos a guardar a las 12:00 horas del lunes un minuto de silencio en recuerdo de las víctimas. Además, los ministros del Interior del bloque celebrarán el próximo viernes una reunión de emergencia solicitada por el ministro del ramo francés, Bernard Cazeneuve.

Francia pide sobre todo que se cree un sistema en toda la UE para almacenar y evaluar datos de pasajeros de aviones, una legislación eficiente para controlar las armas de fuego y un marco para la lucha contra la financiación del terrorismo. Al mismo tiempo los países de la UE deben mejorar el intercambio de información de sus servicios secretos y la seguridad de las fronteras exteriores. (dmz/dpa/hl)