Bancos griegos tienen un agujero de 14.400 millones de euros

 

Bancos griegos tienen un agujero de 14.400 millones de euros (Foto: Piet Jassogne / Twitter)

Fráncfort, 31 de octubre 2015 – Los cuatro mayores bancos de Grecia tienen un agujero de capital de hasta 14.400 millones de euros (15.800 millones de dólares), comunicó hoy el Banco Central Europeo en base a los resultados de las pruebas conocidas como «test de estrés» realizadas a las entidades.

Alpha Bank, Eurobank, Banco Nacional de Grecia (NBG) y Banco del Pireo necesitarán un colchón de capital de 14.400 millones de euros en el peor de los escenarios y unos 4.400 millones de euros en caso de que la coyuntura del país sureuropeo evolucione como se espera, informó el BCE en su calidad de supervisor único bancario de la eurozona.

Según el banco, el monto de la capitalización requerida coincide con los pronósticos y podrá ser cubierto por el tercer paquete de rescate financiero a Grecia acordado en julio pasado.

Pero antes de eso, los bancos han sido instados a captar fondos de inversores privados. Para determinar cuánto dinero necesitan, el BCE revisó los activos de los bancos y examinó las consecuencias que tendrían para sus balances la evolución de la alicaída economía griega.

El BCE emplazó a las cuatro entidades a presentar hasta el 6 de noviembre sus planes de recapitalización.

Primeramente deberán acudir a sus accionistas o buscar recursos en los mercados de capital. El BCE cree que los inversionistas privados jugarán un papel importante en las ampliaciones de capital, especialmente los fondos estadounidenses de alto riesgo. Los fondos especulativos han aprovechado el derrumbe de las acciones de los bancos griegos para desembarcar en ellos.

En caso de no obtener la capitalización necesaria, los socios europeos acudirán al auxilio con 25.000 millones reservados para los bancos en el tercer rescate financiero.

Según se acordó en julio pasado, Grecia recibirá hasta 86.000 millones de euros de los europeos para poder salir de la recesión. En el caso concreto de los bancos, los acreedores demandaron la sanción de una ley de capitalización bancaria, que será sometida hoy a votación del Parlamento heleno.

El principal problema de los bancos griegos es en la actualidad su gran cartera de créditos inmobiliarios. Muchos propietarios de casas y apartamentos no pueden pagar sus hipotecas debido a la crisis económica.

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, quiere impedir que los bancos desalojen de forma masiva a los morosos, pero por otra parte necesita bancos más sanos para que inyecten capital en la economía.

El gobierno heleno reaccionó al comunicado del BCE de forma positiva. «Hoy estoy mucho más satisfecho y optimista respecto a la recapitalización de los bancos que hace un mes», dijo el ministro griego de Finanzas, Euclides Tsakalotos. (dmz/dpa/hl)