Bayern vs. Wolfsburgo, el campeón alemán recibe al aspirante

 

 

El Bayern Múnich recibirá mañana en el Allianz Arena al Wolfsburgo (Foto: FC Bayern)

Por Barry Whelan

Berlín, 21 de septiembre 2015 – El Bayern Múnich recibirá mañana en el Allianz Arena al Wolfsburgo, un duelo entre el campeón de la Liga alemana de fútbol y el gran aspirante a sucederlo en el palmarés.

En caso de sumar su sexta victoria en seis jornadas, el Bayern se colocará líder de forma provisional, ya que el Borussia Dortmund, primero de la tabla por diferencia de goles, se mide el miércoles al Hoffenheim fuera de casa.

El renacimiento del Dortmund y el sólido comienzo del Wolfsburgo, que no perdió un partido y está tercero, son señales claras para el Bayern de que esta temporada tendrá que pelear en serio para obtener el cuarto título consecutivo.

El técnico del Bayern, Josep Guardiola, dio un poco de descanso a varios jugadores como Thiago, Thomas Müller, Xabi Alonso y Philipp Lahm en la victoria de 3-0 sobre el ascendido Darmstadt el sábado y tendrá todas las opciones para recibir al Wolfsburgo, que tiene once puntos y no ha recibido ni un gol en los últimos cuatro encuentros.

El atacante Robert Lewandowski, que se perdió el viaje a Darmstadt por una lesión de tobillo, se sumó el domingo a los entrenamientos. «Lewi entrenó bien», dijo Guardiola. «Todos están en buena forma».

Asimismo saludó Guardiola el regreso de Javi Martínez al centro de la defensa, donde el Bayern tiene los mayores problemas por las bajas de Holger Badstuber y Mehdi Benatia.

Guardiola dijo que el partido del fin de semana contra el Darmstadt había sido el «gran test» para el zaguero español, que no se quejó de dolores después del cotejo. «Es la mejor noticia».

El duelo con el subcampeón será además una cuestión de prestigio para los bávaros en plenas celebraciones de la «Oktoberfest».

El día del cierre de la fiesta de la cerveza, el 4 de octubre, será de gran importancia para el equipo de Múnich porque coincide con la visita del Dortmund al Allianz Arena.

«Ambos son rivales. Es bueno para la Bundesliga. La gente quiere que haya rivales para el Bayern, y este año los tenemos. Enhorabuena», celebró Guardiola. El catalán elogió al Wolfsburgo: «Lo que han hecho en los últimos dos años es impresionante».

El entrenador del Wolfsburgo, Dieter Hecking, cree que su equipo está preparado para ganar en Múnich y cobrar confianza de cara a la segunda ronda de la Copa Alemana, en la que se verá las caras con los de Guardiola el 27 de octubre en propio campo.

El Wolfsburgo ha salido vencedor de los últimos dos choques con el Bayern, con un 4-1 en la Liga en enero y en los penales en la Supercopa a principios de agosto.

«Bayern sabe desde nuestra victoria de enero y la de la Supercopa que si tenemos un buen día les podemos ganar», dijo Hecking al periódico deportivo «Kicker». «Esto nos ha hecho sentir que tenemos opciones y al Bayern que va a tener que dar lo mejor de sí cuando se enfrente a nosotros».

Aún está por ver si Hecking alineará de titular al goleador holandés Bas Dost, a quien criticó duramente un público. Dost empezó el choque contra el Hertha Berlín en el banco y anotó a su ingreso los dos goles de la victoria de 2-0.

Sin embargo, Hecking lo tachó de «egoísta» por la mala predisposición mostrada en los entrenamientos después de que el técnico lo sustituyera en el descanso del partido de Liga de Campeones ante el CSKA Moscú, que terminó 1-0 para los alemanes.

Hecking, Dost y el director deportivo Klaus Allofs aclararon la situación en un reunión el domingo, tras la cual el técnico admitió que «probablemente fue un error hacer esto público».

Bayern y Dortmund cuentan con 15 puntos cada uno después de un inicio fulgurante de los amarillos, que están recuperando el antiguo brillo después de una temporada pasada llena de malos resultados y que terminó con la salida del técnico Jürgen Klopp.

A las órdenes de Thomas Tuchel, el Dortmund ha tenido un comienzo de temporada impecable, con una seguidilla de once victorias en partidos oficiales.

Tras un impresionante 3-0 sobre el Bayer Leverkusen en el cierre de la quinta fecha el domingo, el Dortmund confía en poder mantener la racha ante el Hoffenheim, que sólo tiene un punto y está decimoquinto.

«Sabemos muy bien dónde estamos ahora. Sin embargo, no deberíamos pensar dónde están nuestros límites. De momento, nuestro rendimiento muestra que tenemos a verdaderos luchadores en el equipo», dijo Tuchel.

En el otro extremo de la tabla, el colista Borussia Mönchengladbach quedó sumido en la crisis por la renuncia repentina del técnico suizo Lucien Favre en contra de la voluntad de la directiva.

El entrenador alegó el domingo que no podía seguir dirigiendo al equipo tras una racha de seis derrotas seguidas, cinco en la Liga y una en la Liga de Campeones, ante el Sevilla.

El Gladbach, que finalizó la temporada pasada en el tercer puesto, se enfrenta el miércoles al visitante Augsburgo, mientras que el Stuttgart se traslada al campo del Hannover en un choque que también enfrenta a equipos en problemas.

El Stuttgart viene de perder los primeros cinco partidos y está penúltimo, mientras que el Hannover está sólo un punto por delante, en el lugar decimosexto.

El ascendido Ingolstadt, que comenzó la temporada con tres victorias al hilo, se ve las caras mañana en casa con el Hamburgo, mientras que el otro promovido, el Darmstadt, recibe al Werder Bremen y el Hertha Berlín se mide con el Colonia.

El programa del miércoles se completa con el duelo entre el Schalke, actual cuarto con diez puntos -los mismos que el Ingolstadt y el Colonia-, y el visitante Eintracht Frankfurt, mientras que el Bayer Leverkusen del mexicano Javier «Chicharito» Hernández recibe al Mainz. (dmz/dpa/hl)