Bundestag aprueba primeros presupuestos con déficit cero

 

El Parlamento alemán en Berlín (©Deutscher Bundestag / Thomas Trutschel/photek.net)

Berlín, 28 nov 2014 – El Parlamento alemán aprobó hoy los presupuestos estatales para 2015, con los que por primera vez en más de 40 años Alemania no creará nueva deuda.

Estos presupuestos, que contaron con el apoyo de 474 votos a favor, 113 en contra y una abstención, serán los primeros equilibrados desde 1969. A partir de ahora, Alemania gastará tanto como ingrese, a pesar de las críticas que reclamaban una mayor inversión alemana.

«El objetivo de déficit cero es un éxito, pero, sobre todo, un compromiso de cara al futuro», afirmó el ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble, durante el debate en el Bundestag (Cámara baja).

El político cristianodemócrata indicó que puesto que la sociedad cada vez es mayor, la política no puede cargar con nuevas deudas a la joven generación.

Para asegurar el equilibrio presupuestario, el gasto en 2015 sólo deberá crecer un uno por ciento, hasta los 299.100 millones de euros. Después se eliminará este recato. En 2016 aumentará un 3,7 por ciento y en los dos siguientes un tres y un 2,9 por ciento hasta los 329.300 millones de euros en 2018, siempre y cuando la coyuntura económica transcurra según lo previsto.

La política de déficit cero fue motivo de duros debates los últimos meses. Políticos de la oposición y prestigiosos economistas alemanes criticaron el rumbo del gobierno alemán y reclamaron más inversiones para hacer frente a las deficitarias infraestructuras en el país y potenciar la economía.

También desde el extranjero, el gobierno de gran coalición de Angela Merkel tuvo que aguantar un gran número de críticas que solicitaban un mayor gasto para poder impulsar la debilitada coyuntura económica en la eurozona.

Pero estas críticas no amilanaron ni a Merkel ni a Schäuble que insistieron en todo momento en la necesidad de que Alemania dé ejemplo con unos presupuestos equilibrados para presentarse como un ancla de estabilidad fiable en la crisis del euro.

Asimismo, el ministro de Finanzas alemán recordó hoy la elevada deuda pública alemana, que se sitúa aún en el 75 por ciento del producto interno bruto (PIB), lejos aún del 60 por ciento que marcan los criterios del Tratado de Maastricht y alabó de nuevo el programa de inversiones adicionales aprobado recientemente sin necesidad de crear nueva deuda, con el que el gobierno quiere invertir un total de 10.000 millones de euros extra en 2016, 2017 y 2018 en ámbitos como el digital, carreteras y protección de medioambiente. (dpa/dmz/hl)