Cientos de personas despiden a alcaldesa asesinada en México

 

Cientas de personas despidieron hoy a la alcaldesa de Temixco, Gisela Mota Ocampo, asesinada un día después de asumir su cargo (Foto: sdpnoticias)

Cuernavaca, 3 de enero 2016 – Cientos de personas despidieron hoy a la alcaldesa de la localidad mexicana de Temixco, Gisela Mota Ocampo, asesinada un día después de asumir el cargo, con una misa de cuerpo presente.

El obispo de la Diócesis de Cuernavaca, Ramón Castro Castro, ofició la misa en el patio de la casa donde la presidenta municipal, de 33 años, fue abatida la mañana del sábado por hombres armados.

El prelado dijo que con este crimen toda la población de Morelos se encuentra triste, desconcertada y disgustada por la violencia y las muertes que han ocurrido en los últimos días.

«Siento que aunque se ha hecho algo no es suficiente y algo está fallando ciertamente, algo está fallando y habría que buscar la estrategia adecuada para responder a la tremenda demanda de seguridad», dijo el obispo.

La casa de la edil del izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD) lució decenas de coronas y arreglos de flores que llenaron todo el pasillo del acceso principal.

Ocampo se encontraba en su casa de Temixco, poblado que se ubica a unos 12 kilómetros al sur de Cuernavaca, capital de Morelos, cuando fue asesinada.

En tanto, en Cuernavaca, el gobernador Graco Ramírez izó la bandera a media asta en señal de luto en la Plaza de Armas Emiliano Zapata.

«Es incuestionable que el Gobierno a mi cargo actuará con legalidad y firmeza, y no habrá impunidad», dijo el gobernador.

Tras el homicidio y durante un operativo de búsqueda de los delincuentes, la policía dio muerte a dos personas y detuvo a tres supuestos agresores, un menor de edad, un joven de 18 años y una mujer de 32 años.

Las autoridades además se incautaron de un vehículo, prendas de vestir, pasamontañas, un arma de fuego calibre 9 milímetros abastecida con 30 cartuchos útiles y un arma de fuego tipo UZI semiautomática, con 30 cartuchos útiles.

El asesinato de Mota se produjo un día después de que el gobierno de Morelos pusiera en marcha el operativo Delta, que incluye 600 efectivos federales y estatales para resguardar la seguridad en Cuernavaca, ubicada a unos 86 kilómetros al sur de Ciudad de México.

El estado de Morelos se encuentran en la lista de las zonas con mayores índices de violencia en el país debido a la presencia de grupos vinculados a los cárteles de las drogas. (dpa/dmz/hl)