Ciudad Juárez se prepara para recibir al papa y olvidar la violencia

 

 

El papa Francisco (Foto: CatholicLink Español / Twitter)

Por Sonia Aguilar

Ciudad Juárez 8 de enero 2016 – Con el arreglo y limpieza de calles, captación de voluntarios y la edificación de un altar sin precedentes, los católicos de Ciudad Juárez, antaño la más violenta del mundo, se preparan para recibir al papa Francisco, quien la visitará el 17 de febrero como parte de su gira en México.

La alcaldía ha colocado un libro en blanco cuyas 500 páginas se van llenando de deseos y oraciones por parte de los fieles, que será entregado a Francisco en su visita. Además, elaboró una imagen tamaño natural del líder católico, junto a la que posan familias de creyentes para fotografiarse.

«Estamos ante un evento sin precedentes, es algo que no se ha visto en Ciudad Juárez y difícilmente se verá otra vez», dijo a dpa el portavoz de la Diócesis de Ciudad Juárez y de la Visita Papal, Hesiquio Trevizo.

Señaló que se espera que durante los 42 kilómetros de recorrido que hará el papa por la ciudad haya más de 800.000 espectadores, tanto de Juárez como del resto de México, e incluso de Estados Unidos, principalmente de la vecina ciudad El Paso, Texas, Las Cruces Nuevo Mexico, y Phoenix Arizona.

La vecindad y dinámica de vida paralela de las «ciudades hermanas» Juárez y El Paso hacen que este evento sea considerado incluso como local para los católicos de la ciudad estadounidense, por lo que se contará con apoyo económico de los fieles paseños para la recepción de Francisco.

«El vicario general de El Paso, Anthony Celino, ha anunciado una colecta el próximo domingo en todas las parroquias y está destinada para la Diócesis de Juárez, para ayudar a la visita del papa», anunció Trevizo.

Pero la visita del pontífice argentino tiene un significado enorme por los antecedentes de violencia de Ciudad Juárez, que llegó a ser considerada la más violenta del mundo entre 2008 y 2010 en plena guerra del crimen organizado.

«Es un hecho que va a impactar la vida de muchas personas en la fe católica. A mí, en lo personal, me llena de mucha felicidad que el papa venga a visitar a la ciudad en la que nací, una que ha manchado sus calles de sangre inocente», manifestó a dpa Adrián García, quien dejó la urbe mexicana en 2003 y ahora vive en El Paso.

En 2010, la urbe tenía una tasa de 229,06 homicidios por cada 100.000 habitantes, según estadísticas de la organización Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal, que la situaba como la más violenta en el mundo.

«Esperemos que dios se manifieste en una ciudad tan llena de injusticia y de falta de respeto hacia el prójimo», agregó García, que espera cruzar para ver a Francisco, aunque en las iglesias de El Paso se colocarán pantallas gigantes donde transmitirán en vivo las actividades del líder católico.

En Ciudad Juárez el sentir de la población es similar. «Después de tiempos de tanta violencia que hemos vivido recibiremos un mensaje de paz», dijo Lizbeth de la Cruz, ayudante de la parroquia de su localidad y por lo tanto acreedora a uno de los boletos que se distribuirán para la misa que oficiará el papa.

Trevizo señaló que alrededor del 80 por ciento de los juarenses profesa la religión católica, por lo que espera una gran movilización en la ciudad. Dijo que hasta el momento tienen 40.000 voluntarios para conformar la valla humana para el recorrido de Francisco, pero que todavía necesitan el doble.

Asimismo, el encargado de la logística de la visita, el sacerdote Roberto Luna, explicó que capacitarán por lo menos al 20 por ciento del voluntariado en medidas de primeros auxilios para atender cualquier situación que se presente.

Según la gira programada, el papa llegará a Ciudad Juárez la mañana del 17 de febrero e iniciará con una visita a la prisión del Cereso, donde tendrá un encuentro con 800 internos previamente seleccionados, así como con otras 200 personas, familiares de los reos. Luegose reunirá con empresarios y empleados de la industria maquiladora.

Posteriormente, el pontífice tendrá un evento privado con sacerdotes para finalmente oficiar una misa multitudinaria en los terrenos donde se celebraba la Feria Expo de Ciudad Juárez, punto donde obreros trabajan día y noche en la construcción de un altar para la ocasión.

«Estamos preparándonos para recibir a más de 250.000 personas que asistirán a esta misa», dijo Trevizo, quien agregó que sólo se colocaran asientos para 20.000 personas.

El portavoz del gobierno municipal, Adrián Sánchez, señaló que también se realizan varios arreglos en la ciudad, como el mantenimiento y reparación de las calles que recorrerá el papa, y la reparación de luminarias.

En su primera gira en tierras mexicanas, Francisco llegará a Ciudad Juárez luego de visitar Ciudad de México, su vecina Ecatepec, San Cristóbal de las Casas y Tuxtla Gutiérrez, las dos últimas en el estado sureño de Chiapas. (dpa/dmz/hl)