Colección Gurlitt irá a Berna, pero sin cuadros robados a judíos

 

Esta litografía de Otto Dix es parte de la colección de lienzos de Cornelius Gurlitt (Foto: sammlunggurlitt.wordpress.com/)

Por Nada Weigelt (dpa)

Berlín, 24 nov 2014 – La fabulosa colección de lienzos del alemán Cornelius Gurlitt irá a parar finalmente al Museo de Bellas Artes de la ciudad suiza de Berna, pero las obras presuntamente expoliadas durante el nazismo permanecerán en Alemania para ser restituidas a sus antiguos dueños.

   El presidente de la fundación del museo suizo, Christoph Schäublin, informó hoy que se llegó a un acuerdo con las autoridades alemanas para que unos 480 cuadros sospechosos de haber sido despojados a sus dueños durante el nazismo se queden en Alemania hasta tanto se dilucide su origen y sean restituidos.

   «La decisión del consejo de la fundación no fue fácil y tampoco desató sentimientos triunfalistas», reconoció Schäublin sobre la gran responsabilidad que asume el museo al aceptar la controvertida colección.    Poco antes de morir, el octogenario Cornelius Gurlitt declaró de forma inesperada al Museo de Berna único heredero de una colección que le dejó su padre de más de 1.500 cuadros, grabados y gráficas de maestros del arte moderno como Matisse, Picasso, Renoir y Monet, pero también de arte antiguo como Canaletto.

   Gurlitt era hijo de uno de los cuatro marchantes a los que el dictador Adolf Hitler encargó vender las obras tachadas de «arte degenerado»: cerca de 20.000 piezas que los nazis descolgaron a partir de 1937 en más de un centenar de museos alemanes.

   En lugar de vender las obras al extranjero, el galerista se quedó al parecer con muchas de ellas por precios irrisorios o se las vendió a alemanes encumbrados que no corrían peligro en el nazismo. Estos cuadros retirados de museos alemanes pasarán a formar parte del Museo de Berna.

   La colección incluye también obras que probablemente pertenecieron a judíos obligados a huir de la Europa ocupada por los nazis o asesinados por el régimen. En estos casos, Alemania se comprometió a asumir los costes de la investigación de procedencia y la restitución.

   «Queremos cumplir legal y moralmente con la responsabilidad especial que nos cabe como alemanes hacia las víctimas de la dictadura nacionalsocialista», señaló la subsecretaria alemana de cultura, Monika Grütters (CDU). «Por ello devolveremos sin excepción todas las obras que prueben ser arte expoliado».

   Las pinturas fueron descubiertas por casualidad en 2012 en el sótano de la vivienda de Gurlitt en Múnich y su calidad y valor causó sensación en el mundo del arte cuando meses después se dio a conocer la noticia.

   La colección fue confiscada y Gurlitt firmó poco antes de morir un convenio con el Estado alemán en el que accedía a que fuera investigada la procedencia de los cuadros.     Un grupo de trabajo identificó ya tres cuadros de Henri Matisse, Max Liebermann y Carl Spitzweg que serán reintegrados con celeridad a sus legítimos propietarios, precisó la titular alemana de Cultura.

   La Jewish Claims Conference, que representa a muchos herederos judíos, celebró el acuerdo y apremió a avanzar en los estudios sobre el origen de las obras.

   También la Federación de Comunidades Israelitas de Suiza y la Plataforma de Judíos Liberales de Suiza elogiaron la decisión de «garantizar que las obras robadas o confiscadas por los nazis o vendidas por la fuerza sean identificadas y devueltas a sus antiguos dueños o los herederos de éstos».

   «El caso Gurlitt no será el último. Hay muy muchas colecciones con arte expoliado por los nazis, tanto privadas como públicas», advirtió, por su parte, Christopher Marinello, director de los detectives de arte de la Art Recovery International.

   «Sé que hay colecciones de arte expoliado no solamente en Alemania, sino también en Austria, Suiza, Estados Unidos y el Reino Unido», sostuvo.

  • Una prima de Gurlitt reclamó formalmente ante la justicia la herencia alegando que el anciano no estaba en sus cabales cuando redactó el testamento poco antes de morir. (dpa/dmz/hl; Foto: ©https://sammlunggurlitt.wordpress.com/)