Comienza en Grecia una semana de grandes huelgas

 

Comienza en Grecia una semana de grandes huelgas (Foto: Esperanza / Twitter)

Atenas, 1 de febrero 2016 – En Grecia arrancó hoy una semana de huelgas y protestas contra una nueva reforma de las pensiones y la subida de impuestos, al tiempo que los acreedores del país comenzaron a evaluar esta tarde los avances alcanzados en las reformas que Atenas se comprometió a implementar a cambio de un nuevo rescate.

Los abogados y notarios planean realizar huelgas durante toda la semana. Los agricultores volvieron a bloquear hoy con tractores importantes vías de comunicación y también pasos fronterizos, entre ellos el de Exochi, con Bulgaria, y Kipoi, con Turquía.

Los conductores de los trenes del metro, los autobuses y tranvías en Atenas se proponen suspender sus labores durante cinco horas el martes. Los periodistas anunciaron una huelga de 24 horas para el miércoles.

Para el jueves está programada una de las mayores huelgas de los últimos años en Grecia, en la que participarán también los empleados públicos, los marineros y los taxistas, informaron hoy los sindicatos.

Las huelgas fueron convocadas en protesta contra los planes del gobierno izquierdista del primer ministro Alexis Tsipras de recortar las nuevas pensiones en un 15 por ciento como promedio, así como aumentar las contribuciones que pagan los trabajadores para su jubilación. En total, el Gobierno debe ahorrar 1.800 millones de euros, informó la radio estatal.

Los planes de austeridad del Gobierno heleno afectan también a los trabajadores autónomos, que en su mayoría tendrían que dedicar casi el 70 por ciento de sus ingresos al pago de las contribuciones a los seguros de pensiones y enfermedad, además de los impuestos, según los sindicatos.

El Gobierno de Tsipras advirtió en varias ocasiones que el sistema de jubilaciones podría colapsar pronto sin esta reforma, que es además una de las demandas centrales de los acreedores internacionales para desbloquear nuevos fondos de ayuda para Grecia.

Los controladores de los acreedores, que comenzaron hoy sus evaluaciones, permanecerán unos diez días en Atenas para elaborar un informe sobre las reformas. Después, Atenas tendrá que aprobar la reforma en el Parlamento. Sólo entonces regresarán los controladores para volver a comprobar los libros de cuentas y dar luz verde al pago de nuevas ayudas, según coincide la prensa financiera griega.

La coalición de Tsipras cuenta con una ajustada mayoría de 153 diputados en un Parlamento de 300 escaños, de forma que si tres de ellos se desviaran de la política oficial podría haber disturbios políticos en el endeudado país.

Sobre todo los diputados que proceden de las zonas rurales están sometidos a la presión de sus electores y podría ocurrir que no se atrevieran a visitar sus distritos electores si aprueban las reformas, señalaban medios griegos de las provincias. (dmz/dpa/hl)




Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*