Complicado inicio del Dakar con accidente y cancelación de etapa

 

Mal tiempo obligó a los organizadores a cancelar la primera etapa del Rally Dakar (Foto: Superesportes MG  / Twitter)

Por Cecilia Caminos

Buenos Aires, 3 de enero 2016 – El rally Dakar tuvo un complicado inicio este fin de semana con un accidente que rozó la tragedia en el prólogo del sábado y la cancelación hoy de la primera etapa por las fuertes lluvias que genera el fenómeno «El Niño» en la Argentina.

El accidente se produjo durante la breve especial de once kilómetros disputada en la localidad bonaerense de Arrecifes, cuando el MINI All4 Racing de la china Guo Meiling cayó fuera de control luego de un salto y embistió al público que observaba la carrera. El prólogo fue suspendido de inmediato.

El automovilismo genera pasión en los argentinos y cerca de 60.000 personas se habían apostado a lo largo de la traza para seguir de cerca la carrera, aunque no siempre respetando las zonas de seguridad demarcadas por los organizadores y fuerzas de seguridad.

El choque del vehículo contra el público en el kilómetro 6,6 del prólogo dejó un saldo de diez heridos, tres de los cuales hoy continuaban en grave estado de salud, informó el secretario de Salud de Arrecifes, Carlos Mondino.

En tanto, tres de los heridos son menores de edad y evolucionaban bien hoy, precisaron directivos del hospital de Arrecifes a radio Rivadavia.

La piloto china, que debutaba en el Dakar, entró en estado de shock y debió ser atendida en el hospital de Arrecifes, informó la agencia estatal Télam. El estado en que quedó su auto dejó en evidencia la potencia con que impactó contra la gente.

«Pasó de ser una fiesta a un infierno en un segundo. La piloto saltó y cuando cayó perdió el control del auto y se fue contra le gente. Fue una pesadilla», dijo a radio Rivadavia Agustín Canapino, piloto de carreras y que fue testigo del accidente. Los helicópteros de la organización y varias ambulancias socorrieron a los heridos y los trasladaron al hospital de Arrecifes.

Guo comenzó a correr en 2011 en cuatriciclos y luego se pasó a los autos. Corrió en el rally Taklimanen de China y en 2013 participó en en el China Grand Rally. En cambio, su navegante Liao Min ya había competido en dos Dakar.

No fue la primera vez en el país que un vehículo del Dakar chocó con espectadores, ya que en la edición de 2010 una joven murió tras ser atropellada por el vehículo del piloto alemán Mirco Shultis en la provincia argentina de Córdoba.

El rally sumó hoy además un nuevo revés por la cancelación de la primera etapa a causa de las fuertes lluvias que azotaron la región central de Argentina.

Todos los vehículos que habían partido el sábado desde Buenos Aires, con la única excepción de la camioneta de Guo, salieron en la madrugada del bivouac (campamento) de la ciudad de Rosario rumbo al punto de partida de la especial, pero luego de varias horas de espera, la organización decidió cancelar la etapa hacia Villa Carlos Paz.

«A causa de las malas condiciones meteorológicas en el trazado de la especial y en el tramo final de la etapa, se hacía imposible que los helicópteros despegaran para garantizar la seguridad de los pilotos a lo largo del recorrido», informó el director del Dakar, Etienne Lavigne.

Tras la orden de suspensión de la especial cronometrada, las 136 motos, los 45 cuatriciclos, los 110 autos y los 55 camiones se dirigieron fuera de competencia hasta Villa Carlos Paz, en la provincia de Córdoba.

Deberán esperar así un día más el debut del nueve veces campeón de rally Sebastien Loeb (Peugeot) y las expectativas de grandes pilotos como el defensor del título en autos, Nasser Al Attiyah (MINI), el español Carlos Sainz (Peugeot), el francés Stephane Peterhansel o el sudafricano Giniel de Villiers (Toyota).

La segunda etapa largará mañana desde Villa Carlos Paz rumbo a las Termas de Río Hondo. Motos y cuatriciclos disputarán una especial de 450 kilómetros, mientras que autos y camiones competirán en 521 kilómetros cronometrados, en una extensa jornada con un trayecto total de 858 kilómetros.

El rally Dakar recorrerá más de 9.500 kilómetros, 4.500 de ellos cronometrados, a lo largo de trece etapas a través de Argentina y Bolivia para cruzar la bandera de llegada el 16 de enero en la ciudad de Rosario.

La edición 2016 se vio complicada por varios aspectos, primero por la imprevista renuncia de Perú, que obligó a los organizadores a rediseñar la ruta a último momento, y segundo por los efectos del fenómeno climatológico de «El Niño», que azota con fuerza este año a la Argentina, con más lluvias de las normales e inundaciones por las fuertes crecidas de los ríos.

El director deportivo del Dakar, Marc Coma, había anticipado antes de la salida en Buenos Aires que estaban muy atentos al tema del clima. «Estamos en un contexto difícil, ya en su momento al diseñar las etapas lo hicimos en este contexto», señaló el último ganador del Dakar en la categoría motos.

La organización cuenta con «un experto en meteorología y un buen equipo alrededor para tomar las decisiones correctas», precisó Coma. (dpa/dmz/hl)