Cruz Azul, el siguiente objetivo del “tiki-taka kiwi”

 

El sábado jugarán los mexicanos su último partido en Marruecos (Foto: almomento.mx)

Por Ignacio Encabo (dpa)

Marrakech, 18 dic 2014 – Están cansados, no todos viven del fútbol y su entrenador asegura que no importa terminar el Mundial de clubes en tercera o cuarta posición, pero los futbolistas del Auckland City tienen aún 90 minutos ante Cruz Azul para exhibir su «tiki-taka».

Los jugadores de equipo neozelandés fueron de menos a más en el Mundial y el miércoles se quedaron a un suspiro de dar la sorpresa ante San Lorenzo, el campeón de la Copa Libertadores que no fue capaz de quitar la pelota a un conjunto semiprofesional y con un presupuesto de un millón de dólares.

«Hemos demostrado al mundo que podemos jugar al fútbol con unos recursos muy, muy pequeñitos», dijo orgulloso su entrenador, el español Ramón Tribulietx. «Si alguno se acerca a Nueva Zelanda y ve de dónde venimos, me entenderá».

El Auckland sorprendió en octavos de final al superar al campeón marroquí, el Athletic Moghreb Tetouan, en la tanda de penales. En cuartos venció 1-0 al Setif argelino, ganador de la Liga de Campeones africana. Y en semifinales perdió 2-1 con San Lorenzo en la prórroga, pero tuvo ocasiones incluso para tumbar al campeón sudamericano.

Nacido hace diez años, el Auckland es la gran sensación del torneo en Marruecos. «Moralmente somos los campeones del Mundial, con respeto a todos los equipos», dijo Tribulietx.

Por eso quizá el partido del sábado ante Cruz Azul, que se disputará unas horas antes de la final entre Real Madrid y San Lorenzo, no tenga un significado especial. La historia ya la escribieron.

«Intentaremos salir a competir, pero tenemos la gente reventada porque hemos tenido dos partidos de 120 minutos», recordó Tribulietx.

Lo que parece claro es que el Auckland saldrá a arrebatar la pelota al Cruz Azul, que perdió 4-0 ante el Real Madrid en semifinales tras necesitar una prórroga para batir 3-1 a un Sydney Wanderers con nueve jugadores.

El conjunto neozelandés tuvo un 46 por ciento de posesión ante el Moghreb, bajó a un 40 ante el Setif y logró un sorprendente 57 ante San Lorenzo.

«Ha habido momentos en que parecíamos nosotros el equipo profesional, sin perder el respeto a San Lorenzo. Momentos en los que tocábamos y ellos estaban defendiendo atrás», señaló Tribulietx.

«Es un lujo venir a un torneo como éste y poder demostrar al mundo que aunque vengamos de Nueva Zelanda podemos competir y tener el balón. Estoy muy orgulloso de mis jugadores, se lo merecen todo».

El «tiki-taka kiwi» pondrá a prueba el sábado al Cruz Azul. Después, regresará a Nueva Zelanda, donde el fútbol queda relegado a la sombra del rugby y del cricket. Pero ya pocos podrán olvidar lo que logró el Auckland, un equipo con sólo nueve profesionales, en Marruecos. ((dpa/dmz/hl; Foto: www.almomento.mx)