Alemania: Casa de la Historia reúne un millón de objetos en 25 años

ARCHIVO - Bloques del Muro de Berlín y un automóvil de la marca Trabant forman parte de la exposición permanente de la Casa de la Historia en Bonn, Alemania. Foto: Henning Kaiser/dpa

Bloques del Muro de Berlín y un automóvil de la marca Trabant forman parte de la exposición permanente de la Casa de la Historia en Bonn, Alemania. (Foto: Henning Kaiser/dpa)

Bonn, 10 de junio 2019 – La Casa de la Historia alemana en Bonn reunió desde su fundación hace 25 años alrededor de un millón de objetos, explicó hoy el presidente de la Fundación Casa de la Historia, Hans Walter Hütter.

Se encuentran en la sede principal en Bonn y en las subsedes en Berlín y Leipzig. «Comenzamos con pocos objetos», señaló Hütter. «El mayor problema fue después concentrarse en lo que realmente es relevante».

Con unos 650.000 visitantes al año en Bonn y 1,2 millones en total si se contabilizan también los de Berlín y Leipzig, la Casa de la Historia es uno de los museos más populares de Alemania.

Este viernes, la canciller alemana, Angela Merkel, dará un discurso en ocasión del aniversario. El 14 de junio se cumplen 25 años desde que el museo fuera inaugurado por el ex canciller Helmut Kohl.

Cada objeto debe contar una historia, comenta Hütter. En la exposición permanente hay, por ejemplo, un sillón de dentista. «No es un sillón cualquiera. Fue llevado a Berlín durante el puente aéreo y da cuenta de la falta de equipamiento en la ciudad aislada».

En junio de 1948, la extinta Unión Soviética bloqueó calles, líneas de tren y vías por agua hacia Berlín occidental. Durante casi un año, aviones estadounidenses, británicos y franceses abastecieron desde el aire a los más de dos millones de habitantes del oeste de la ciudad dividida tras la Segunda Guerra Mundial.

 

Los aliados repartieron más de dos millones de toneladas de bienes, desde carbón hasta alimentos, en casi 280.000 vuelos. El 12 de mayo de 1949, la Unión Soviética puso fin al bloqueo.

Lo que resultó fue muy difícil de conseguir fue un paquete Care, a pesar de que fueron enviados millones de ellos a Alemania desde Estados Unidos durante la guerra. Pero como eran tan bienvenidos, apenas quedaba algo de ellos.

«A través de un llamamiento a coleccionistas, recibimos un paquete Care completo con todo su contenido desde Suabia», relata Hütter. «La familia lo había guardado después de la guerra porque no se sabía si no iban a venir tiempos peores». (dpa/dmz/hl)