Berlín rechaza una estimación al alza del número de refugiados

 

El Ministerio de Interior alemán Thomas de Maizière (centro) (Foto: Henning Schacht / BMI.bund)

Berlín, 5 de octubre 2015 – El Ministerio de Interior alemán rechazó corregir al alza su previsión del número de refugiados que acogerá este año, después de que el diario «Bild» publicara hoy que el gobierno espera la llegada de un millón y medio de personas, casi el doble de las 800.000 de los pronósticos oficiales.

El diario aseguró haber tenido acceso a un informe confidencial del ejecutivo. El año pasado llegaron a Alemania unos 200.000 solicitantes de asilo.

El portavoz de Interior, Harald Neymanns, admitió hoy que «el número de los llegados en septiembre será, probablemente, muy alto, uno de los mayores en años». Pero dijo que no se puede confirmar lo publicado en «Bild». El gobierno espera «que los meses del invierno reduzcan la presión migratoria» por el frío en Centroeuropa. «Bild» había apuntado a lo contrario.

El diario de masas informó además de que las autoridades calculan la llegada de hasta 920.000 migrantes solo en el último trimestre del año.

Según «Bild», el informe confidencial añade que «debido a las estructuras familiares de los Estados de origen en Cercano Oriente», cada refugiado al que se le conceda asilo podría solicitar la reagrupación de entre cuatro a ocho familiares, con lo que la cifra crecería a siete millones.

El informe advierte que en la actualidad hay escasez de contenedores-vivienda y de instalaciones sanitarias y que los municipios están al límite de su capacidad.

«Si el flujo se mantiene como ahora, los municipios de Alemania se verán rebasados en las tareas de suministro, alojamiento e integración de refugiados», advirtió también el gerente general de la Asociación Alemana de Municipios, Gerd Landsberg, en declaraciones que difunde hoy el diario «Passauer Neue Presse».

El ministro alemán de Interior, Thomas de Maizière, ha reiterado que es difícil calcular cifras exactas de refugiados, alegando que una parte «considerable» de ellos rehuye los registros o abandona el lugar en el que fue registrado.

El incesante flujo de refugiados está generando creciente preocupación en las autoridades comunales y regionales, que trabajan a contrarreloj para albergar y atender a los recién llegados, especialmente en Baviera, el primer estado que pisan los migrantes procedentes del sur.

Dentro de las filas de la coalición de gobierno se multiplicaron las voces que demandan a la canciller Angela Merkel la adopción de medidas que frenen la ola migratoria con propuestas que van desde levantar vallas en las fronteras a restringir el derecho de asilo político, anclado en la Constitución. (dmz/dpa/hl)