Encuesta: uno de cada ocho alemanes quiere abandonar la ciudad

ARCHIVO - El municipio Gadebusch, en el estado federado de Mecklemburgo-Pomerania Occidental. Foto: Jens Büttner/dpa-Zentralbild/dpa

El municipio Gadebusch, en el estado federado de Mecklemburgo-Pomerania Occidental. (Foto: Jens Büttner/dpa-Zentralbild/dpa)

Múnich, 19 de julio 2021- Uno de cada ocho residentes (12,9 por ciento) de ciudades alemanas con más de medio millón de habitantes quiere mudarse al campo o a una ciudad más pequeña en el lapso de un año.

La encuesta publicada hoy por el Instituto Ifo de Múnich y el portal inmobiliario Immowelt revela que casi la mitad de ellos citan a la pandemia de coronavirus como uno de los motivos centrales para tomar esta decisión.

En concreto, el 5,3 por ciento de los residentes encuestados tiene previsto abandonar la ciudad en un plazo de seis meses, y otro 7,6 por ciento quiere hacerlo en un plazo de doce meses. El sondeo realizado a 18.000 personas no ha tomado en cuenta los traslados a otras grandes ciudades.

Si bien el autor del estudio Mathias Dolls destaca que no se sabe cuántas personas llevarán realmente adelante este propósito, los planes de abandonar la ciudad en un plazo de entre seis a doce meses pueden considerarse sin duda relativamente concretos.

El estudio muestra que los habitantes que residen fuera de las grandes ciudades no tienen un deseo especialmente fuerte de trasladarse a una metrópolis, aunque siempre habrá gente dispuesta a hacerlo. Por eso, según Dolls, no se puede predecir si finalmente más personas llegarán o se marcharán de una gran ciudad.

Según iFo, sobre todo las familias con hijos se trasladan a ciudades más pequeñas o a los suburbios. Por ello, Dolls advierte que el acceso y la infraestructura educativa en las zonas suburbanas cobrarán mayor importancia.

Esta tendencia podría continuar, según evidencia el sondeo. Más allá de los traslados en el próximo tiempo, un 18,5 por ciento admitió su intención de irse de la ciudad en los próximos dos o cinco años y el 24,4 por ciento lo considera una opción.

En tanto, el 44,2 por ciento se niega a abandonar la ciudad, mientras que en las zonas rurales más de dos tercios rechazan un traslado. Para la encuesta fueron entrevistadas en mayo 18.000 personas.

El número de personas que quiere abandonar la ciudad varía mucho de un lugar a otro. El porcentaje es más alto que la media del estudio en Hannover, en el noroeste de Alemania, donde el 16,5 por ciento de los encuestados quiere mudarse en el lapso de un año.

Le siguen Fráncfort (16,2 por ciento), Dortmund (14,2), y Berlín y Stuttgart, con un 14,1 por ciento, respectivamente.

Düsseldorf (13,7 por ciento), Colonia 13,5), Múnich (12,5) y Núremberg (12) se sitúan en la media, en tanto que en Hamburgo (11,4) y Bremen (11,1) el deseo de mudarse está bastante por debajo. Los que menos desean abandonar su ciudad son los habitantes de Leipzig (10,5), Dresde (9,5) y Essen (7,6). (dpa/dmz/hl)