La Berlinale y el derecho de todo el mundo a ser feliz

 

 

El Festival Internacional de Cine de Berlín (Berlinale) (Foto: Berlinale / Twitter)

Por Almudena de Cabo

Berlín, 2 de febrero 2016 – El Festival Internacional de Cine de Berlín calienta motores para una edición marcada por la llegada masiva de refugiados a Europa, que ha empujado a los organizadores a hacer un alegato a favor de la felicidad.

«El derecho a la felicidad», afirmó Dieter Kosslick en la tradicional rueda de prensa de presentación oficial del programa. Así definió el hilo conductor de un festival conocido por su denuncia política y social.

«Hemos intentado englobar las películas en este lema porque la gente de todo el mundo tiene no sólo derecho a la felicidad, sino a una vida con trabajo, amor… a sobrevivir», declaró con la mirada puesta en los 1,1 millones de refugiados que llegaron a Alemania en 2015.

La crisis de refugiados que atraviesa Europa marcará así la edición número 66 de la Berlinale, que tendrá lugar del 11 al 21 de febrero, y que incluye 434 películas y la presencia de estrellas como George Clooney, Nicole Kidman, Jude Law, Colin Firth, Tilda Swinton, Daniel Brühl o Gérard Depardieu.

La temática de los refugiados tendrá como máximo exponente en la sección de competición el documental «Fuocoammare», del director italiano Gianfranco Rosi, que vivió varios años en la isla de Lampedusa para filmar el drama sobre los solicitantes de asilo.

«En la película se muestra también la discrepancia entre un joven que ha nacido allí y los refugiados que llegan, que han perdido sus hogares», declaró Kosslick.

Mientras, otros cineastas se centran en las causas de los flujos de refugiados. «Cartas de guerra», del portugués Ivo M. Ferreira, lleva a la gran pantalla la guerra de Angola y sus consecuencias para África.

«A Lullaby to the Sorrowful Mystery», del filipino Lav Diaz, que con ocho horas de duración se ha convertido en la más larga en competición en la historia de la Berlinale, narra la lucha contra el dominio colonial español a fines del siglo XIX en Filipinas.

Los estadounidenses Joel y Ethan Cohen serán los encargados de inaugurar a lo grande el festival con «Hail Caesar!» (Ave, Cesar), fuera de concurso.

Se trata de una comedia ambientada en la llamada Edad de Oro de Hollywood, en la que se relatan las peripecias que ocurren en un solo día de rodaje entre las bambalinas de un gran estudio en la década de 1950.

La cinta cuenta con actores muy conocidos como Josh Brolin, George Clooney, Ralph Fiennes, Scarlett Johansson, Frances McDormand, Tilda Swinton y Channing Tatum.

Los films que compiten este año proceden de países tan diferentes como China, Estados Unidos, Nueva Zelanda Francia, Irán, Túnez, Dinamarca, Alemania o Reino Unido. En esta ocasión no habrá ningún representante español o latinoamericano.

«Soy Nero», del director anglo-iraní Rafi Pitts, una coproducción de México, Francia y Alemania sobre un joven mexicano que atraviesa el desierto en busca de una vida mejor en Estados Unidos, será la única nota relacionada con Latinoamérica en la sección principal del festival.

En competición también podrá verse la adaptación de la novela de Hans Fallada «Jeder stirbt für sich allein» (Alone in Berlin), del director suizo Vincent Perez, que cuenta con estrellas como Daniel Brühl y Emma Thompson.

Mientras, Colin Firth, Jude Law y Nicole Kidman protagonizan «Genius», de Michael Grandage, y Jeff Nichols, considerado una de las nuevas voces del cine estadounidense, presentará «Midnight Special», donde se podrá ver a Kirsten Dunst.

También destacan en la carrera por el Oso de Oro el cineasta francés André Téchiné con «Quand on a 17 ans» («Being 17»); el danés Thomas Vinterberg, famoso por películas como «Celebración» y «Submarino», que presenta «Kollektivet» («The Commune»), y el bosnio Danis Tanović, que estrenará mundialmente su película «Smrt u Sarajevu / Mort à Sarajevo» («Death in Sarajevo»).

«En las más de 400 películas del programa hay mucha diversidad», explicó el carismático director. «Desde el documental de Michael Moore ‘Where To Invade Next’ (en Berlinale Special), hasta la película de Spike Lee ‘Chi-Raq’ (en la sección oficial, pero fuera de concurso)», agregó.

El amplio programa contará con films dirigidos por 112 mujeres. «Podrían ser más, pero esta cifra no está mal», apuntó Kosslick consciente del debate actual en Hollywood sobre las cineastas.

Asimismo, la Berlinale rendirá tributo al recientemente fallecido David Bowie con la proyección de «The Man Who Fell To Earth», informó Kosslick sobre el cantante que vivió parte de su vida en la capital alemana.

El jurado del festival estará presidido por la actriz estadounidense Meryl Streep, que se enfrenta por primera vez a esta tarea. «No sabíamos que nunca había sido presidenta de un jurado», reconoció Kosslick, al mismo tiempo que aseguró que fue el público de Berlín con su calurosa acogida hace dos años el que logró que Streep aceptara.

El jurado, integrado también por el actor británico Clive Owen, deberá ver 18 películas en diez días para decidir quién se alzará con el preciado Oso de Oro en la gala final el sábado 20. (dmz/dpa/hl)




Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*