Liberan a detenidos en Alemania en conexión con atentados de París

 

Siete sospechosos: Una unidad especial de la policía federal alemana cercó hoy varias cuadras en la ciudad alemana de Alsdorf (Foto: Boris Baumholt / Twitter)

Berlín/Alsdorf, 17 de noviembre 2015 – Las siete personas detenidas hoy cerca de la ciudad alemana de Aquisgrán por sospecha de estar relacionadas con los atentados terroristas de París fueron puestas en libertad al comprobarse que no existe prueba alguna de su relación con los actos perpetrados en la capital gala, comunicó la policía alemana.

«Podemos asegurar que no existe indicio alguno de que estas personas tengan relación con los atentados», aseguró un portavoz de la policía germana.

La noticia de la operación policial desplegada hoy a primera hora en la localidad de Alsdorf, cerca de Aquisgrán, hizo pensar en la posibilidad de que entre los sospechosos se encontrara Salah Abdeslam, hermano de Brahim Abdeslam, uno de los atacantes suicidas que se volaron por los aires el viernes junto a un café parisino y sobre el que se cierne una orden de captura internacional.

Sin embargo, el ministro de Interior germano, Thomas de Maizière, aclaró que no era así. «Por desgracia no se encuentra el que esperábamos todos que pudiera estar», afirmó en una breve comparecencia ante los medios para informar sobre la operación policial en la región que limita con Holanda y Bélgica.

«De acuerdo con el estado actual del asunto parece ser que no existe una relación estrecha con los hechos en París», afirmó poco antes de que se diera a conocer la liberación de los siete sospechosos.

El ministro cristianodemócrata justificó la operación de hoy afirmando que sigue existiendo la preocupación de que uno de los terroristas huya a través de países vecinos a Francia. «Por ello es correcto continuar con el fortalecimiento de los controles fronterizos», aseguró.

De Maizière destacó que la situación de peligro sigue siendo «realmente elevada» y que sigue trabajando «de manera estrecha» con sus homólogos franceses y demás socios europeos. «El intercambio de datos de pasajeros, sobre todo, en vuelos en el interior de la Unión Europea es de gran importancia», agregó.

Por la mañana un portavoz de la policía informó de que habían recibido información de que uno de los buscados en conexión con París podría encontrarse en Alemania.

En un primer momento las autoridades informaron de la detención de tres personas, dos mujeres y un hombre, de nacionalidad extranjera que fueron aprehendidas por un comando especial de la policía alemana cuando salían de la agencia de empleo de Alsdorf.

Posteriormente, las fuerzas de seguridad detuvieron a dos hombres más en relación con los atentado del pasado viernes en París que le costaron la vida al menos a 129 personas y dejaron más de 350 heridos. A ellos se sumaron otros dos sospechosos más tarde.

Las fuerzas especiales de la policía, ataviadas con pasamontañas y pistolas automáticas, cerraron una calle en el barrio de Schaufenberg en Alsdorf, informó una testigo. Supuestamente en esa calle se encuentra el piso de las tres personas que fueron detenidas por la mañana.

Con esta operación Alemania buscaba atrapar a Salah Abdeslam, perseguido por alquilar un Volkswagen Polo con el que los atacantes se dirigieron hasta la sala de fiestas Bataclan.

Salah Abdeslam estuvo a principios de septiembre en Alemania y en Austria. El 9 de septiembre ingresó a territorio austriaco desde Alemania en compañía de dos hombres, comunicó hoy el Ministerio del Interior de Austria. En un control de tráfico en el sur de ese país explicó que quería pasar una semana de vacaciones en Austria. (dmz/dpa/hl)