Connect with us

Cultura & Sociedad

Lucha de las mujeres alemanas por la igualdad salarial cumple 40 años

Published

on

Empleadas de Heinze y mujeres que se solidarizaron con ellas frente a la sede del Tribunal Federal de Trabajo, en Kassel, en 1981. Sobre una de las pancartas (der.) se lee la consigna “Madres, padres, hijas, hijos – luchan por sueldos iguales”. (Foto: DB Zschetzschingck/dpa)

 Por Claus Haffert

Gelsenkirchen, 8 de septiembre 2021 – Las mujeres en Alemania reclaman desde hace décadas cobrar los mismos salarios que sus colegas varones por idéntico trabajo.

Advertisement

En la lucha por hacer valer el principio de “igual salario por igual trabajo”, 29 mujeres que trabajaban en un laboratorio fotográfico de la ciudad alemana de Gelsenkirchen obtuvieron una importante victoria de etapa hace 40 años.

El 9 de septiembre de 1981, el Tribunal Federal de Trabajo dictaminó que las trabajadoras, conocidas en toda Alemania como “mujeres Heinze”, debían cobrar los mismos plus salariales por encima de la tarifa estándar que el laboratorio fotográfico Heinze pagaba a los hombres.

Estas mujeres habían descubierto de casualidad que sus colegas varones cobraban un adicional por sobre el salario acordado colectivamente, que solía ser de 1,50 marcos (unos 0,77 euros o 0,91 dólares). Ellas, en cambio, no recibían ningún complemento salarial o éste era significativamente menor.

Respaldadas por su sindicato, las mujeres acudieron a la Justicia y atravesaron todas las instancias hasta llegar al Tribunal Federal de Trabajo, acompañadas por una atención de la opinión pública inusual.

Advertisement

“Las mujeres recibieron mensajes de solidaridad de todo el país”, según destaca un comunicado de la ciudad de Gelsenkirchen.

La decisión del tribunal fue concluyente. La diferenciación de las bonificaciones entre hombres y mujeres es una discriminación prohibida por el artículo 3 de la Constitución.

A los hombres se les habían concedido los pagos adicionales “porque no estaban dispuestos a trabajar con el salario acordado colectivamente”, señalaba el fallo.

La Justicia dispuso que el principio de la igualdad salarial entre hombres y mujeres debe seguirse también en el caso de los complementos salariales.

Advertisement

“Aquella fue una sentencia importante”, dice Johanna Wenckebach, directora del Instituto Hugo Sinzheimer de Derecho Laboral (HSI) de la Fundación Hans Böckler, cercana a los sindicatos, sobre la decisión de 1981.

“Pero aún más decisivo fue el impacto social”, destaca Wenckebach, al señalar que la reivindicación de las mujeres de Heinze había creado conciencia acerca de la desigualdad salarial existente.

Pero muchas de las esperanzas que se generaron con esta sentencia judicial no se han cumplido hasta hoy.

“Incluso 40 años después de la histórica sentencia de las llamadas ‘mujeres Heinze’, Alemania sigue estando bastante lejos de la plena igualdad salarial”, afirma el director de la agencia alemana contra la discriminación, Bernhard Franke.

Advertisement

La ley de transparencia salarial de 2017 prohíbe la discriminación por razones de género en la retribución salarial por un mismo trabajo o un trabajo de igual valor. Pero Franke subraya que muchas mujeres denuncian reiteradamente experiencias contrarias.

La diferencia salarial entre hombres y mujeres se denomina brecha salarial de género.

De acuerdo a la Oficina Federal de Estadística de Alemania, la brecha ascendió el año pasado al 18 por ciento. Esto significa que las mujeres ganaron un promedio de 4,16 euros brutos por hora menos.

La mayor parte de la diferencia de ingresos, según la entidad de estadística, se debe a razones estructurales porque, por ejemplo, las mujeres suelen estar empleadas en trabajos mal pagados y tienen menos probabilidades de llegar a puestos directivos.

Advertisement

También trabajan más a menudo en puestos de trabajo a tiempo parcial y miniempleos. Pero incluso con el mismo trabajo y cualificaciones comparables, las mujeres ganaron un 6 por ciento menos que sus colegas varones. (dpa/dmz/hl)

 

Advertisement
Continue Reading
Advertisement

Newsletter

Nuevo

Herausgeberin und Chefredakteurin: Herdis Lüke Tel.: +52 777 482 3495 Mobil: +52 (1) 777 267 6383 Kontakt: herdis@deutsche-mexiko-zeitung.com Copyright © 2021 - DMZ - Deutsche Mexiko-Zeitung