Sondeo: los jóvenes prefieren seguir con el teletrabajo en Alemania

La mayoría de los empleados jóvenes no quieren regresar a sus oficinas. (Foto: Rainer Sturm  / pixelio.de)

Stuttgart, 16 de mayo 2021 – Los empleados de entre 20 y 30 años prefieren en un futuro continuar con el sistema de teletrabajo en Alemania, según una encuesta revelada hoy.

El sondeo realizado por la empresa de consultoría y auditoría EY, al que obtuvo acceso dpa, señala que cuatro de cada cinco trabajadores quieren en un futuro realizar teletrabajo durante al menos una parte de su horario laboral.

Debido a las restricciones para frenar la pandemia de coronavirus, esta modalidad laboral aún es aplicada en muchos ámbitos.

El 81 por ciento de los encuestados afirmó que no quiere volver a ir todos los días a su lugar de trabajo. Un 38 por ciento se manifestó a favor de ir tres a cuatro días a la semana a la oficina, mientras que un 36 por ciento dijo que preferiría ir uno o dos días.

El siete por ciento quisiera trabajar exclusivamente desde el hogar. En cambio, un 19 por ciento señaló que no quiere realizar más teletrabajo, si fuera posible elegir esta opción.

El deseo de un modelo laboral más flexible está presente especialmente en el grupo etario de 20 a 30 años, en el que el 86 por ciento afirmó que en un futuro quiere realizar teletrabajo durante al menos una parte de su horario laboral.

Esta necesidad es menos pronunciada entre las personas de 31 a 40 años (77 por ciento) y de 41 a 50 años (78 por ciento). No se encuestó a trabajadores de mayor edad ni a más jóvenes.

En perspectiva, una clara mayoría espera que la cuestión del lugar donde se realiza el trabajo pronto deje de desempeñar un papel decisivo en el mundo laboral.

El 84 por ciento de los encuestados está de acuerdo con la tesis de que en 2030, probablemente, podrán trabajar con total independencia de su ubicación.

El 78 por ciento cree que dentro de diez años podría incluso organizar su horario de trabajo de forma totalmente flexible. Alrededor de la mitad de los entrevistados se imagina que en 2030 las empresas ya no tendrán oficinas.

En el caso de que en un futuro ya no cumpla ningún papel el lugar desde donde se realiza el trabajo, una parte de las personas consultadas reveló su deseo mudarse a las zonas rurales (29 por ciento) o incluso trabajar desde su lugar de vacaciones favorito (25 por ciento).

La mayoría de los empleados ya aprovecha la opción del teletrabajo, según una encuesta realizada por el Instituto de Investigación del Empleo de Alemania (IAB).

A finales de abril, tres de cada cuatro empleados trabajaban en casa si sus tareas lo permitían y su empresa les daba la opción. El 28 por ciento de los encuestados realizó exclusivamente teletrabajo, mientras que el 47 por ciento lo hizo al menos en parte.

De acuerdo al relevamiento, casi la mitad de las empresas (el 46 po ciento) permitió que al menos una parte de sus empleados trabaje desde el hogar. (dpa/dmz/hl)