Vicecanciller alemán apoya leyes migratorias más duras tras Colonia

 

El vicecanciller alemán, Sigmar Gabriel, desde Cuba abogó por endurecer las leyes migratorias en u país  (Foto: BW Breaking News / Twitter)

La Habana, 8 de enero 2016 – El vicecanciller alemán, Sigmar Gabriel, abogó hoy por endurecer las leyes migratorias para refugiados que cometan delitos en Alemania, después de los recientes casos de acoso sexual a mujeres ocurridos en Colonia.

«Si es necesario cambiar las leyes, lo haremos», dijo Gabriel, que no descartó tampoco que haya deportaciones.

«Los delincuentes extranjeros no tienen nada que hacer en Alemania», dijo el líder de los socialdemócratas alemanes citando al ex canciller Gerhard Schröder, en declaraciones dadas al margen de una visita que realiza en Cuba.

Con ello, Gabriel se unió a una iniciativa del partido conservador de la canciller Angela Merkel, la Unión Cristianademócrata (CDU), de endurecer la legislación y conseguir que los solicitantes que hayan sido condenados a cárcel pierdan su derecho de asilo.

Los casos de acoso sexual y ataques a mujeres en Colonia en Nochevieja causan revuelo desde hace días en Alemania. Según varios testimonios e informaciones de la Policía, jóvenes de origen árabe y norafricano acosaron en grupo a mujeres delante de la estación de trenes de esa ciudad en el oeste de Alemania.

El Gobierno de Berlín confirmó hoy que entre los atacantes había al menos 18 refugiados. Alemania recibió en 2015 a 1,1 millones de personas que huyen sobre todo del conflicto en Siria y de otros países de Cercano Oriente.

«Creo que necesitamos un Estado fuerte en esta situación, tanto para (hacer) las inversiones necesarias en educación como para la imposición de las leyes y el orden», dijo hoy Gabriel.

«El que recibe protección de nosotros no puede atacar a la población alemana», dijo el líder del Partido Socialdemócrata (SPD).

«Eso se lo debemos a los alemanes pero también a la gran mayoría de refugiados que respetan la ley. Ellos no tienen que sufrir las consecuencias», pidió.

El vicecanciller tampoco descartó la posibilidad de que se deporte a refugiados de guerra sirios que puedan cometer delitos. «El que es condenado a una pena de cárcel de un año, pierde su derecho de asilo», dijo Gabriel.

El líder socialdemócrata también habló sobre posibles mecanismos para enviar a los deportados a sus países de origen.

«Pienso que es correcto decirle a países (…) que no quieren readmitir a sus ciudadanos que no pueden esperar ayuda al desarrollo de nosotros», dijo.

Gabriel hizo sus primeras declaraciones sobre el tema al diario «Bild» en el marco de una visita de tres días a Cuba. Los casos de acoso sexual que implican a refugiados centran desde hace días el debate público en Alemania.

De acuerdo con datos de la Policía germana, cerca de 1.000 hombres de apariencia árabe o norafricana de entre 18 y 35 años, «en fuerte estado de embriaguez» y divididos en pequeños grupos, cercaron a las mujeres, las acosaron y les robaron en la plaza delante de la estación central de trenes de Colonia en la última noche de 2015. Hasta el momento se han presentado 121 denuncias en la Policía. (dpa/dmz/hl)