Cumbre de UE mantiene sanciones contra Rusia

 

Los jefes de Estado y de gobierno de la UE deliberaron asimismo sobre la recuperación de la economía europea (Foto: Bundesregierung/Kugler)

Bruselas, 18 dic 2014 – Los países de la Unión Europea (UE) aprobaron hoy un ambicioso plan de inversiones y decidieron mantener las sanciones impuestas a Rusia, en momentos en que el país liderado por Vladimir Putin atraviesa una compleja situación económica.

La presión de las sanciones sólo será reducida si Moscú está dispuesto a rebajar la tensión con su vecina Ucrania, se resolvió en la cumbre de la UE celebrada este jueves en Bruselas.

«El presidente Putin y el gobierno ruso deberían reflexionar seriamente sobre un cambio radical en su actitud con respecto al resto del mundo y empezar a cooperar», dijo la encargada de Relaciones Exteriores de la UE, Federica Mogherini.

Antes de la cumbre, 28 estados miembro prohibieron a los cruceros que salen de la UE hacer escala en puertos de la península de Crimea, anexionada por Rusia en marzo de este año. La UE también reaccionó a la anexión con prohibiciones de importaciones y exportaciones.

Los jefes de Estado y de gobierno de la UE deliberaron asimismo sobre la recuperación de la economía europea, también afectada por el conflicto con Rusia, y apoyaron el plan de crecimiento propuesto por el presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, que prevé un paquete de inversiones de 315.000 millones de euros.

El dinero para el plan de Juncker saldrá sobre todo de la economía privada, se especificó. Los proyectos concretos a financiar deberán ser seleccionados hasta junio de 2015. Sobre este tema, Austria solicitó que no se apoyen proyectos nucleares.

El jefe del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, saludó la aprobación del paquete de inversiones. «Esto podría contribuir a fortalecer la confianza en la eurozona y eso es necesario», sostuvo el italiano.

La canciller alemana, Angela Merkel, subrayó que las inversiones deberán apoyar sobre todo proyectos a futuro y se mostró satisfecha con el anuncio de la Comisión de cuestionar 80 proyectos de ley europeos que incluyen la controvertida liberalización de los servicios terrestres en los aeropuertos.

El presidente francés, François Hollande, saludó en tanto el paquete de inversiones de Juncker. Hace tiempo que su país reclama una iniciativa así, dijo. Cuando se le preguntó si Francia participaría económicamente, respondió: «Francia contribuirá con medios».

La crisis en Rusia, sin embargo, se impuso a los otros temas. «A nadie le sirve que otro la esté pasando mal», dijo el canciller austriaco, Werner Faymann, en relación a los actuales problemas económicos rusos y a la devaluación del rublo.

El presidente del Parlamento de la UE, Martin Schulz, advirtió que no se deben ablandar las sanciones, y añadió que siempre estuvo claro que las medidas también tienen efectos en Europa. «¿Estamos dispuestos a levantar la presión sólo por estos efectos colaterales? Creo que eso sería un error», sostuvo Schulz.

También se habló de Ucrania y la amenaza de bancarrota. «Hoy deberíamos enviar una fuerte señal de que estamos dispuestos a apoyar a Ucrania, también económicamente», dijo el actual presidente del Consejo de la UE, el polaco Donald Tusk.

Sin embargo, entre los miembros hubo poca disposición a poner más dinero más allá de las ayudas millonarias ya garantizadas a Kiev.

Estaba previsto que la cumbre continuaría este viernes, pero Tusk anunció su cierre en el día de hoy. (dpa/dmz/hl)