Bayern inicia el adiós a Guardiola con victoria ante el Hamburgo

 

 

Hamburger SV – Bayern München 1:2 (0:1) (Foto: FC Bayern)

Por Britta Körber y Franko Koitzsch

Hamburgo, 22 de enero 2016 – El Bayern Múnich inició hoy los últimos cinco meses de la era Josep Guardiola venciendo por 2-1 en casa del Hamburgo y ampliando momentáneamente a 11 puntos su ventaja como líder indiscutido de la Liga alemana de fútbol.

Un doblete de Robert Lewandowski (37′ y 61′) dio el triunfo al actual campeón alemán en el partido que inauguró la fecha 18 y puso fin a cinco semanas de pausa invernal. El empate provisional de los locales fue obra del español Xabi Alonso, en contra (53′).

Los de Guardiola alcanzaron así los 49 puntos y aumentaron a 11 su ventaja sobre el Borussia Dortmund, que mañana protagoniza otro de los partidos más atractivos de la fecha en casa del Borussia Mönchengladbach, cuarto con 29 puntos.

«Podríamos haber jugado algo mejor, pero estoy satisfecho», se conformó tras el partido Thomas Müller, involucrado en los dos tantos bávaros. «Sabíamos que no estaríamos en nuestro mejor nivel, pero fuimos competitivos. Queremos seguir mejorando en cada partido».

«Tengo que elogiar al equipo», sostuvo por su parte el técnico del Hamburgo, Bruno Labbadia, sobre la buena actuación de los locales. «Tras el empate tenía la sensación de que estábamos más cerca del 2-1, y luego recibimos un gol absolutamente tonto».

El duelo disputado con temperaturas bajo cero ante 57.000 espectadores en el estadio Volkspark de Hamburgo comenzó planteando un ejercicio de paciencia al Bayern.

El campeón de las tres últimas Bundesligas se vio frustrado desde el inicio por un Hamburgo muy bien posicionado que supo romper la circulación del nutrido mediocampo bávaro e incluso llegar al arco de contraataque.

Desequilibró el partido un error del arquero Rene Adler, que derribó a Müller sobre la línea del área tras una salida equivocada. Lewandowski convirtió el penal con un disparo a media altura al palo derecho.

Cuando el Hamburgo parecía perder la buena forma inicial, logró el empate en el inicio del segundo tiempo casi por casualidad: Hunt lanzó un tiro libre al área y la pelota se desvió en Xabi Alonso antes llegar a la red.

Menos de diez minutos más tarde llegó el 2-1 con otra jugada curiosa. Thomas Müller tomó el balón en la puerta del área y lanzó un disparo que desvió inteligentemente Lewandowski para desubicar a Adler y sumar su gol 17 en el torneo.

«Creo que tuvimos todo bajo control», dijo el delantero polaco sobre un partido que se complicó hasta el final. «En la segunda mitad nos dormimos un poco y dejamos jugar al Hamburgo, pero por suerte nos llevamos los tres puntos».

El Bayern logró así su sexta victoria en los últimos siete cruces con el Hamburgo y reanudó el camino al gran objetivo de Guardiola: despedirse con la cuarta Bundesliga consecutiva -récord en Alemania- y completar el triplete con la Copa y la Liga de Campeones europea.

El técnico tendrá que superar en el camino a un rival conocido: las lesiones que lastraron ya sus dos temporadas anteriores. Hoy tuvo que jugar sin los lesionados Juan Bernat, Rafinha, Mario Götze y Benatia, aunque contó en los últimos minutos con el regreso de Arjen Robben.

El equipo de Labbadia, entre tanto, tuvo que conformarse con una derrota que supo a poco para el ímpetu y las ocasiones de gol que creó hasta el último minuto y se mantuvo así décimo en mitad de tabla con 22 puntos.

La fecha 18 de la Bundesliga seguirá mañana con el Gladbach-Dortmund como gran atractivo. El sorprendente Hertha de Berlín, tercero en la tabla, recibirá al Augsburgo, mientras que el Bayer Leverkusen, quinto a dos puntos del Gladbach, visitará al colista Hoffenheim. (dmz/dpa/hl)