Bayern quiere alcanzar récord de once triunfos seguidos del Tottenham

 

 

Xabi Alonso (izq.) con el entrenador Pep Guardiola (Foto: Radio Arabella / Twitter)

Por Lars Reinefeld y Christian Kunz

Fráncfort, 29 de octubre 2015 – Tras eliminar con un triunfo diáfano en la Copa Alemana al titular Wolfsburgo, el Bayern abre mañana la undécima fecha de la Bundesliga en un encuentro con el Eintracht Frankfurt en el que buscará sumar un nuevo récord a su abultado palmarés.

Una victoria elevaría al equipo dirigido por Josep Guardiola a la altura del Tottenham Hotspurs, el único equipo que hilvanó once triunfos consecutivos en una de las cinco principales Ligas de Europa, pero hace ya mucho tiempo, en la temporada 1960-1961.

La victoria de los muniqueses está cantada. El rival de esta semana es el local Frankfurt, que fue expulsado de la Copa por el Erzgebirge Aue, de tercera división, y está doudécimo en la tabla liguera tras ganar sólo uno de los últimos seis partidos.

El plantel bávaro viajará recién mañana a la metrópoli a orillas del Meno debido al apretado calendario de esta semana, entre la Copa Alemana del martes y el choque del próximo miércoles ante el visitante Arsenal por la Liga de Campeones.

«Los grandes equipos y los grandes jugadores necesitan situaciones difíciles como ésta. Necesitan los desafíos», justificó Guardiola la decisión.

Guardiola demandó la mayor concentración del equipo, que aventaja al escolta Borussia Dortmund por siete puntos tras diez jornadas. «Siete puntos en mayo son una gran diferencia; siete puntos en octubre son demasiado pocos», opinó el técnico. «Nadie se ha coronado campeón en octubre».

Las estrellas de Guardiola prometen no bajar la guardia. «Tenemos que estar concentrados desde el principio y así habrá solo un ganador», reclamó el capitán Philipp Lahm.

Guardiola apelará probablemente a la rotación para dar descanso a algunos jugadores con la mirada puesta en el duelo del miércoles, en el que intentará compensar la derrota de 2-0 en la ida en Londres, la primera de la temporada.

Los cambios en el plantel no han disminuido el rendimiento del equipo, tal como lo demostró con tres goles en el 3-1 sobre el Wolfsburgo en la segunda ronda de la Copa. «Jugamos tremendamente bien el primer tiempo y jugamos contra el Wolfsburgo», constató Guardiola, para matizar acto seguido: «La perfección no existe».

En los otros partidos de la jornada, el Hertha Berlín, un equipo que suele luchar contra el descenso y esta temporada está en quinto lugar de la mano del húngaro Pal Dardai, se enfrenta el sábado en propio campo al Borussia Mönchengladbach que revivió el técnico interino André Schubert.

El Wolfsburgo recibe al Bayer Leverkusen después de la derrota de Copa ante el Bayern, mientras que el Schalke será anfitrión del ascendido Ingolstadt tras quedar también fuera de la Copa a manos del Mönchengladbach.

El Borussia Dortmund, que goleó por 7-1 al Paderborn en la Copa, se traslada al campo del Werder Bremen. El equipo del peruano Claudio Pizarro puso fin a una racha negativa con un 3-1 la semana pasada contra el Mainz y una victoria de Copa contra el Colonia.

Más abajo en la clasificación, el Hoffenheim comenzará su andadura bajo la batuta del nuevo técnico Huub Stevens en choque en campo del Colonia, en el que espera conseguir la segunda victoria de la campaña. El Augsburgo, en la cola de la clasificación, se verá las caras el sábado con el visitante Mainz.

El domingo, el Stuttgart chocará con el Darmstadt y el Hannover hará lo propio contra el Hamburgo en el clásico del norte alemán. (dmz/dpa/hl)