De Hamburgo rumbo a Milán: Guardiola comienza su despedida del Bayern

 

 

Bayern Múnich comenzará mañana ante el Hamburgo en el primer partido tras la pausa invernal de la Bundesliga (Foto: Football5star / Twitter)

Por Klaus Bergmann

Múnich, 21 de enero 2016 – La despedida de Josep Guardiola del Bayern Múnich comenzará mañana ante el Hamburgo en el primer partido tras la pausa invernal de la Liga alemana de fútbol, pero está por verse si logrará irse como pretende: con un triunfo en Milán, donde el 28 de mayo se disputará la final de la Liga de Campeones.

El partido de mañana en Hamburgo será el primero desde que Guardiola anunció, en diciembre, que dejará el Bayern al final de la campaña. Lo sustituirá a partir de julio el italiano Carlo Ancelotti.

El catalán y su equipo esperan superar con éxito los 27 partidos que los separan del triplete al que aspiran este año. Liga, Copa y, por encima de todo, la primera Champions League del Bayern con Guardiola.

El precedente de semejante éxito lo sentó el alemán Jupp Heynckes, que así se despidió del club bávaro en 2013 por la puerta grande, justo antes de la llegada de Guardiola.

El español, que dejará Alemania por Inglaterra al final de la temporada, ganó dos ligas y una copa con el Bayern, pero se le resistieron las dos Champions League disputadas desde que llegó a la capital bávara.

Sí logró una Supercopa europea y un Mundial de clubes. Su palmarés bávaro suma, así, cinco trofeos en dos temporadas, pero empalidece un tanto frente a los 14 que cosechó en los cuatro años en los que dirigió al Barcelona, entre 2008 y 2012.

Lejos de pensar en el final del camino, ahora Guardiola dice que «lo más importante es el partido con el Hamburgo». El Bayern se llevó un aviso el fin de semana pasado, cuando no logró vencer al Karlsruhe, de la segunda división, en un partido de entrenamiento.

El técnico sabe que sus años en el Bayern se recordarán de acuerdo a sus resultados en Europa. Hasta el momento, su trabajo se cimentó en la superioridad del equipo en la liga alemana y en la confianza en sí mismos de unos jugadores de mentalidad ganadora.

«Somos el Bayern, somos los mejores, debemos ganarlo todo», dijo Guardiola. «El Bayern siempre será especial para mí».

Pero su despedida no se espera tan emotiva como la de Heynckes, hace dos años y medio, o la de Ottmar Hitzfeld, que ganó la Champions League en 2001.

Para el delantero Thomas Müller, el anuncio de la salida del entrenador podría ayudar a que el equipo se motive para un éxito parecido al que obtuvo en 2013.

«Hasta entonces, cada jugador hará todo lo que pueda por ganar», dijo Müller. «Espero que todo vaya en la dirección que tomaron los últimos meses de Heynckes», indicó el goleador.

Por su parte, para el mediocampista chileno Arturo Vidal es extraño saber que Guardiola dejará el equipo al final de la temporada. «Es un poco raro saber a esta altura del año que habrá un cambio de técnico en el verano», indicó el internacional chileno, que no obstante cree que su sustituto a partir de julio, Carlo Ancelotti, está al mismo nivel que el catalán: «Ambos son excelentes, los mejores del mundo».

A pesar del cambio, Vidal se ve capaz de conquistar este año su primer título de la Liga de Campeones de fútbol. «Para el Bayern es un sueño y para mí también sería lo más grande. Quiero ayudar a mi equipo en lo que pueda para ganar la Champions League. Creo que este año lo puedo conseguir», dijo el chileno en una entrevista que emitió el miércoles el canal deportivo alemán Sport1.

El arquero Manuel Neuer dijo que el equipo tiene que encontrar su ritmo el 23 de febrero, cuando disputará su primer partido de los octavos de final de la Liga de Campeones con la Juventus de Turín.

El delantero Robert Lewandowski dijo que será necesario sostener ese ritmo durante toda la temporada. «Será importante mantener el nivel hasta el final de la temporada, porque es la única manera de que ganemos los tres títulos; el espíritu de equipo será crucial», dijo Lewandowski.

La despedida de Guardiola está en marcha y mañana tendrá su primera escala en Hamburgo. Lo que resta por saber si el destino final será Milán. (dmz/dpa/hl)