DFL: La Bundesliga continúa la pausa hasta nuevo aviso

El 30 de abril el gobierno podría dar una respuesta sobre la posible continuidad de la Bundesliga. (Foto: Bundesliga/Facebook)

Fráncfort, 23 de abril 2020 – Los partidos de la primera y segunda división alemana quedarán suspendidos hasta nuevo aviso, si bien los 36 clubes profesionales estarán «listos» tan pronto como los políticos fijen la fecha para la reanudación, informó hoy Christian Seifert, director ejecutivo de la Liga Alemana de Fútbol (DFL), después de la asamblea general de los clubes.

Seifert se mostró cauteloso a la hora de proporcionar información sobre la fijación de la fecha: «Sería presuntuoso, no es apropiado y no depende de nosotros». Tan solo se remitió a que la canciller alemana, Angela Merkel, y los primeros ministros de los estados federados se reunirán el 30 de abril y entonces se podrá tomar una decisión.

«No depende de nosotros si podemos jugar. Y, en caso afirmativo, de cuándo», dijo Seifert. «Solo depende de nosotros crear las condiciones marco. Tenemos varias opciones para el calendario». Seifert comentó que el primer fin de semana de mayo «no es realista», pero si el Gobierno decide que puede ser el 9 de mayo, entonces los futbolistas estarán listos para esa fecha.

Las dos divisiones principales dejaron de jugar desde mediados de marzo. Los debates sobre el reinicio cobraron impulso esta semana, después de que los jefes de Gobierno de Baviera, Markus Söder, y de Renania del Norte-Westfalia, Armin Laschet, anunciaran públicamente el 9 de mayo como una posible fecha para retomar la temporada.

Las estrictas restricciones para evitar el contacto seguirán vigentes en Alemania hasta la noche del 4 de mayo.

Financieramente, los clubes parecen estar entretanto en una situación más segura, ya que, según indicó Seifert se ha llegado a un acuerdo con «casi todos» los medios de comunicación para el pago anticipado de las primas de televisión aún pendientes.

«También se llegó a acuerdos sobre cómo tratar la situación si no se pudiera finalizar la temporada. También está claro que si la temporada no se reanudara, se utilizarán ciertos mecanismos para devolver el dinero», agregó Seiert.

Para continuar la temporada, una comisión de expertos de la Liga Alemana de Fútbol ha elaborado un concepto que fue presentado hoy a los clubes. Entre otras cosas, contiene estrictas pautas de organización.

Un máximo de alrededor de 300 personas, incluyendo jugadores y entrenadores, participarán en la ejecución de los partidos individuales sin público. Además, el grupo de trabajo encabezado por jefe del comité médico de la DFB, Tim Meyer, proporcionará directrices claras para las medidas de higiene.

Los jugadores serán sometidos durante la temporada a controles semanales para detectar una posible infección por el coronavirus. Para este propósito, la DFL espera que se requieran unas 20,000 pruebas.

«También hemos firmado un acuerdo de cooperación con un total de cinco asociaciones de laboratorios», dijo Seifert. «Todos los laboratorios nos han asegurado por escrito que las capacidades actuales son suficientes y que no habrá limitación de la capacidad de test debido al covid-19».

El tema de si los futbolistas profesionales debían ser vigilados constantemente a pesar de no presentar síntomas desencadenó ya casi una polémica sociopolítica. El Instituto Robert Koch también expresó dudas sobre si esto tenía sentido. Por su parte, el Ministerio del Interior alemán se pronunció en contra de la programación anticipada de la reanudación.

Sin embargo, el ministro alemán de Salud, Jens Spahn, volvió a crear esperanzas el miércoles de que los partidos sin público comenzaran pronto, siempre y cuando se tomaran medidas de protección. (dpa/dmz/ahr)