F1: Vettel está listo para ganar con Ferrari su quinto campeonato

ARCHIVO - El piloto alemán de Fórmula 1 Sebastian Vettel. Foto: Uli Deck/dpa

El piloto alemán de Fórmula 1 Sebastian Vettel. (Foto: Uli Deck/dpa)

Por Christian Hollmann

Berlín, 5 de marzo 2019 – La suerte de Sebastián Vettel gira alrededor del número 5. En su quinto año al servicio de Ferrari, el piloto alemán de Fórmula 1 quiere finalmente ganar con el nuevo SF90, que lleva el número 5, su quinto campeonato en la máxima categoría del automovilismo.

En la búsqueda por un nuevo título, Vettel tiene como modelo a Michael Schumacher. El siete veces campeón alemán logró coronarse campeón con Ferrari recién en el quinto intento. Le siguieron otros cuatro títulos mundiales.

«Sería lo máximo» ganar un campeonato con Ferrari, dijo el piloto alemán de 31 años antes del comienzo de la nueva temporada de la Fórmula 1 en Melbourne el 17 de marzo.

Los ensayos previos, con tiempos récords, alimentan el optimismo de la escudería italiana de cara al primer Gran Premio en Australia.

Por su parte, el defensor del título y eterno rival Lewis Hamilton ha recogido el guante. «Nos gusta el desafío», aseguró el piloto británico de Mercedes, pese a que los «flecha de plata» aún no rindieron lo esperado.

«Tenemos que escalar una montaña, pero sabemos cómo hacerlo», dijo Hamilton con la serenidad de un ganador serial.

También el año pasado, el piloto de Mercedes comenzó la temporada con dificultad y las dos primeras carreras fueron para Vettel. Pero hacia el final del campeonato Hamilton aprovechó sin piedad los errores de su oponente alemán y resultó imparable.

Probablemente se trató de una las peores derrotas para Vettel, quien conquistó sus cuatro trofeos mundiales con Red Bull.

«Hay un ganador y el segundo es un extra destacado. Esto no siempre es justo, pero la Fórmula 1 no es un juego sencillo», aseguró el piloto alemán recientemente a la página deportiva «Sport Bild».

Sólo Schumacher y el austríaco Niki Lauda ganaron más carreras en Ferrari que Vettel, quien para ocupar un lugar de honor en la galería de retratos de la tradicional marca de Maranello deberá ganar finalmente un título.

El último título para la «scudería» fue conquistado por el finlandés Kimi Raikkonen en 2007 y ya quedó en el olvido.

Tras una serie de marchas y contramarchas, Vettel confía en que ahora Ferrari encontró su camino. A principios de año Mattia Binotto sustituyó a Maurizio Arrivabene como jefe de equipo.

Binotto, de 49 años, ya estuvo involucrado como ingeniero de motores durante la serie de títulos de Schumacher y conoce muy bien el alma sensible de la escudería italiana.

«Sabemos lo que tenemos que hacer y cómo hay que hacerlo», destacó Vettel.

En su decimotercer año en la Fórmula 1, el cuatro veces campeón debe afrontar también un desafío en el interior del equipo. Su nuevo compañero Charles Leclerc, de solo 21 años, es considerado un gran talento y podría corporizar el futuro de Ferrari si continúa demorándose en cumplir el deseo de título de los «tifosi».

Ya en su último año en Red Bull, el alemán debió compartir el equipo con el joven e «irrespetuoso» Daniel Ricciardo. Fue hasta ahora la única temporada en la que Vettel perdió el duelo con un rival de su misma escudería.

Vettel deberá agudizar todos sus sentidos si quiere vencer al monesgasco Leclerc y luego a Hamilton.

Schumacher demostró en el pasado lo que se necesita para lograrlo: dedicación, meticulosidad y precisión, además de una lealtad incondicional con el equipo y también una cierta imprudencia en la pista.

«Michael se puso a Ferrari sobre sus hombros y logró que el equipo saliera de la crisis. Era un líder», dijo el ex jede de la Fórmula 1 Bernie Ecclestone. «Vettel no es así», añadió fríamente.

El germano tendrá que demostrar lo contrario para no quedar como perdedor en la historia de Ferrari. También está en juego el récord que ostenta la «scuderia» de seis títulos en serie, entre 1999 y 2004, y que podría igualar Mercedes este año.

Por el momento, Hamilton está atento a lo que pasa en otros equipos. «Red Bull está a nuestro nivel y muchos otros se han acercado también a nosotros», sostuvo después de las pruebas en Barcelona.

De todas maneras, es difícil de creer que no habrá un duelo entre Vettel y Hamilton. El Red Bull del aclamado Max Verstappen equipa ahora un motor Honda y esta nueva sociedad debe ponerse a prueba.

Por su parte, los traspasos de Ricciardo a Renault y del ex piloto de Ferrari Kimi Raikkonen a Alfa Romeo podrían causar alguna que otra sorpresa, pero aún deben consolidarse.

El próximo plato fuerte en el duelo de gigantes será en Shanghai el 14 de abril, cuando la Fórmula 1 celebre su milésimo Gran Premio. Pero antes deberán medir fuerzas en Melbourne y Bahréin, el 31 de marzo.

«En general, la sensación es positiva», dijo Vettel. La gran pregunta ahora es si este sentimiento perdura hasta el final del campeonato en Abu Dabi el 1 de diciembre. (dpa/dmz/hl)




Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*