Un doblete de Lewandowski da el triunfo a un Bayern débil

Robert Lewandowski, el futbolista polaco, hizo que el equipo bávara tuviera una gran victoria frente al equipo Ajax. (Foto: Bayern Munich FC/Facebook)

Por Klaus Bergmann y María Laura Aráoz

Múnich, 7 de noviembre 2018 – El Bayern Múnich venció hoy por un deslucido 2-0 al AEK Atenas y pese a no brillar dejó virtualmente sentenciada la clasificación a los octavos de final de la Liga de Campeones del fútbol europeo.

El polaco Robert Lewandowski abrió el marcador de penal a los 31 minutos en Múnich y completó su doblete a los 72′ para sellar un triunfo que permite a los bávaros afianzarse en la cima del Grupo E con diez puntos. El Ajax, que igualó 1-1 en campo del Benfica, le sigue con ocho y los lusos quedan muy lejos con cuatro unidades a falta de dos jornadas.

Los 70.000 espectadores que colmaron el Allianz Arena vieron a un Bayern falto de inspiración y de velocidad. Los visitantes atenienses se mostraron más atrevidos que en la derrota de 2-0 sufrida en la ida en Grecia y no tuvieron que esforzarse mucho para mantener al Bayern alejado de su arco durante gran parte del cotejo.

La primera ocasión corrió por cuenta del conjunto griego, cuando a los cinco minutos Vasisilis Lampropoulos cabeceó un tiro de esquina por encima de la portería de Manuel Neuer.

Los bávaros, que en la formación inicial tuvieron nuevamente al delantero Thomas Müller y a los centrales Jérôme Boateng y Mats Hummels, dejaron demasiado espacio al rival y se demoraron en el avance.

En un partido inesperadamente parejo, el campeón alemán prácticamente no generó ocasiones antes de la pausa. Apenas el portero Vasilios Barkas rechazó un remate de Leon Goretzka a los siete minutos.

Pero la suerte acompañó a los anfitriones, que recibieron un dudoso penal a la media hora. Lewandowski cayó al suelo tras un contacto con Uros Cosic y el árbitro esloveno Matej Jug cobró penal.

Tras el gol, los dueños de casa se atrevieron más y Thomas Müller pateó un tiro que fue despejado. Pese a tener más control del balón los bávaros, el Atenas se impuso con frecuencia en los duelos individuales.

En el segundo tiempo, Goretzka probó suerte con una volea frente al arco, pero Barkas envió el balón por encima del larguero. El portero griego frustró poco después un intento de Lewandowski, habilitado por un soberbio pase de Javi Martínez, que regresó al once inicial.

También el segundo gol llegó en una situación a balón parado. Joshua Kimmich pateó un córner y Lewandowski envió el balón al segundo palo para aumentar el marcador y anotar su cuarto gol en esta temporada de Champions.

En la fase final, los bávaros tuvieron ocasiones a través de Serge Gnabry (74′) y Müller (77′), que no consiguieron traducir en un resultado más abultado.

Pese a la victoria, el Bayern demostró que está lejos de la excelente forma con la que comenzó la temporada, algo que quedó también patente en el empate del sábado ante el Freiburg por 1-1.

«Creo que merecimos ganar, estoy satisfecho con el resultado», dijo el técnico Niko Kovac a la televisora Sky. «No fue un festival, pero tenemos diez puntos. Pero contra el Dortmund vamos a tener que mejorar el rendimiento», analizó el técnico del Bayern de cara al clásico alemán del sábado.

«Sabíamos que no sería fácil, pero hemos dado un buen paso hacia adelante», se mostró aliviado Lewandowski. «Sabemos jugar mejor, espero que el sábado lo hagamos mejor contra el Dortmund», dijo el atacante polaco, que celebró el centésimo partido en torneo europeo y aumentó a 49 su palmarés de goles en la Champions.

En pocos días le espera al Bayern un adversario mucho más complicado que el AEK Atenas, el Dortmund, que el martes vio cortarse una racha ganadora al caer por 2-0 en campo del Atlético de Madrid en la Liga de Campeones. El Dortmund lidera la Bundesliga y le lleva una ventaja de cuatro puntos al Bayern, que está tercero. (dmz/dpa/ahr)




Be the first to comment

Leave a Reply