Volkswagen reinicia la producción en Alemania tras largo cierre

La planta de VW en Sajonia cuenta con 75, 000 empleados, se espera se reactive gran parte de la producción. (Foto: Volkswagen/Facebook)

Zwickau, Alemania, 23 de abril 2020 – El fabricante de coches Volkswagen reinició hoy lentamente la producción en Alemania tras más de cinco semanas de inactividad debido a la crisis del coronavirus.

La planta de Zwickau, en el estado federado de Sajonia, donde desde noviembre se venía trabajando en la construcción del prometedor modelo ID3 de propulsión totalmente eléctrica, es la primera en arrancar la producción.

Al mismo tiempo, según anunció la compañía con antelación, la planta de motores de Chemnitz también se va a poner en marcha de nuevo progresivamente. La planta de Dresde, también en Sajonia, abrirá el próximo lunes, al igual que las plantas de Wolfsburgo, Emden y Hanover.

Para garantizar la seguridad de los aproximadamente 10.000 empleados de los tres centros de producción sajones (Zwickau, Chemnitz y Dresde), Volkswagen adoptó normas de higiene más estrictas y en intervalos de limpieza más cortos.

Entre las medidas implementadas figuran la obligación de llevar mascarillas de protección respiratoria en las zonas en las que los trabajadores no pueden guardar una distancia de 1,5 metros. Además, los tiempos de los ciclos se reducirán considerablemente.

El reinicio de la producción supone un alivio para los proveedores de los fabricantes de automóviles: «En particular, las empresas proveedoras de componentes como ejes, cabinas o cables y que suministran directamente a las plantas de vehículos necesitan urgentemente el reinicio», declaró a dpa el director de la Red de Proveedores de Autopartes de Sajonia (AMZ), Dirk Vogel.

En su opinión, al igual que los proveedores de servicios logísticos relacionados con las plantas, estas empresas no tienen alternativas a corto plazo para generar pedidos en otros ámbitos.

Vogel señaló que el mayor desafío para los aproximadamente 800 proveedores de la industria del automóvil con alrededor de 75,000 empleados en Sajonia es la cuestión de si estarán disponibles todas las piezas y cuándo lo estarán debido a la dependencia de insumos importados.

«Por eso la puesta en marcha debe hacerse paso a paso para que toda la cadena de suministro pueda hacer lo mismo», dijo Vogel.

Según el experto del sector, a largo plazo, los fabricantes de maquinarias y los proveedores de servicios de desarrollo en particular deben prepararse para afrontar las pérdidas, ya que las automotrices están reduciendo drásticamente los presupuestos para estos rubros.

Vogel señaló por otra parte que los fabricantes de automóviles ya estaban contemplando la posibilidad de producir en el futuro más componentes importantes como los electrónicos en las propias plantas. (dpa/dmz/ahr)