Empresarios alemanes critican gobierno de Merkel: 2014, un año perdido

 

 

 

 

 

El empresariado alemán le da una mala nota en el balance de final de año (Foto: Thorben Wengert  / pixelio.de)

Berlín, 25 diciembre 2014 – El sector empresarial alemán no está nada satisfecho con el primer año del gobierno de coalición de la canciller alemana, Angela Merkel, y no duda en darle mala nota en el balance de final de año.

«Si pienso en el gobierno de coalición -Unión Cristianodemócrata (CDU), Unión Cristianosocial (CSU) y Partido Socialdemócrata (SPD)- me tenso», comentó a la agencia dpa el presidente de la Industria alemana (BDI), Ulrich Grillo.

«Hubiera esperado mucho más. Se desaprovechó el primer año. Apenas se invirtió para tener un futuro prometedor», indicó un descontento Grillo.

Junto con él, el consejo económico de la CDU se mostró también muy descontento con las decisiones tomadas este año, al igual que el presidente del Instituto Económico de Kiel (IfW), Dennis Snower, que echó en cara al gobierno haber dañado la competitividad internacional de Alemania con las leyes de reforma de la jubilación y el nuevo salario mínimo que entra en vigor a primeros de 2015.

La secretaria general del SPD, Yasmin Fahimi, se defendió de estas críticas. «Poco a poco empiezo a estar harta del eterno y siempre mismo lamento de los representantes del sector empresarial. Pocas veces las condiciones para la industria de aquí fueron tan de color de rosa como en estos momentos», declaró Fahimi a la agencia dpa.

Asimismo, aprovechó para recordar que espera empresarios conscientes de su responsabilidad para que finalmente participen en mejorar Alemania. «Contar con más puestos de trabajo, mejores condiciones laborales y finalmente más inversión privada en instalaciones y formación profesional», reclamó la socialdemócrata.

Muy diferente a Fahimi lo ve Grillo. «Si Alemania no tiene cuidado, habremos perdido nuestra competitividad internacional en cinco o diez años».

En su opinión, bienestar y crecimiento no corren por sí solos. En base al récord de empleo en Alemania con 43 millones de personas con trabajo, Grillo alertó del peligro de acomodarse y de caer en la autosatisfacción. «El rumbo para 2015 debe ser: invertir más, redistribuir menos».

De la misma manera lo ve el secretario general del consejo económico de la CDU, Wolfgang Steiger. «2015 debe ser mejor», afirmó a dpa. «No debemos demorarnos con un romanticismo social superficial».

El ministro de Transportes alemán, Alexander Dobrindt (CSU), debe finalmente dejar de lado el peaje en las autopistas alemanas y concentrarse en proyectos futuros y ocuparse de la agenda digital, recomendó Steiger. (dpa/dmz/hl)