Disminuye el empleo ilegal en Alemania

 

Cae el empleo ilegal en Alemania (Foto: Clipjoda / Twitter)

Tubinga, 2 de febrero 2016 – El empleo ilegal  en Alemania caerá este año gracias a la buena marcha de la economía, según pronostican el Instituto de Investigación en Economía Aplicada de la Universidad de Tubinga y la Universidad de Linz en un estudio publicado hoy.

Según ese informe, la cuota del sector informal en el producto interior bruto (PIB) cederá este año en 0,4 puntos al 10,8 por ciento.

En comparación, el informe cita el ejemplo de otros países de Europa, a cuya cabeza sigue Grecia, con una cuota del sector informal del 22 por ciento del PIB. En Italia, uno de cada cinco euros se gana en negro, con una cuota del 20,2 por ciento, mientras que en España el empleo en negro genera el 17,9 por ciento del rendimiento económicio, según calcula el estudio.

El informe atribuye a Francia una cuota del 12,6 por ciento de trabajo en negro y de un nueve por ciento al Reino Unido. Los países menos afectados vienen de la región alpina: Suiza, con un 6,2 por ciento, y Austria, con un 7,8 por ciento.

El país mejor situado en la estadística es Estados Unidos, con el 5,6 por ciento. Los expertos aclaran que esto no tiene que ver con la honestidad de los estadounidenses, sino con el hecho de que los impuestos son más bajos.

«Cuando la situación económica es buena, los empleados ganan más, su salario aumenta o pueden hacer horas extra», indicó Friedrich Schneider, uno de los autores del informe, sobre la situación en Alemania. «De esta forma cae el número de personas que trabajan en negro en su tiempo libre».

Según estos cálculos, la cuota del sector informal en el PIB cedería al nivel más bajo desde 1995, cuando comenzaron a confeccionarse estadísticas al respecto.

El estudio vaticina que la economía informal generará este año unos 336.000 millones de euros, cerca de 3.350 millones menos que en 2015.

Por sector informal se entiende en Alemania no sólo el trabajo pagado en efectivo sin factura sino también otras formas de empleo ilegal como, por ejemplo, cuando subcontratistas de Europa oriental pagan por debajo del salario mínimo a obreros de la construcción en Alemania.

Según los autores del informe, la llegada masiva de refugiados podría impulsar nuevamente el trabajo en negro. Calculan que entre 100.000 y 300.000 refugiados podrían ser empleados de forma ilegal, por ejemplo como personal doméstico o en la construcción. «Es probable que muchos acepten trabajos en el sector de bajos ingreso debido a la falta de conocimientos del idioma», explicó Schneider.

Los economistas llamaron a las autoridades a facilitar el acceso rápido de los refugiados al mercado laboral legal. «Habría que pensar en otorgar a los refugiados un permiso temporal de trabajo» en una primera fase para actividades sencillas, opinó Schneider.

Klaus Salzsieder, de la dirección general de Aduanas en Bonn, recalcó que se desconoce la dimensión exacta del sector informal.

Los autores del estudio se basaron, entre otros factores, en la circulación de dinero en efectivo. Un aumento del dinero contante en circulación es un indicio de más trabajo en negro. Asimismo calcularon el efecto de medidas regulatorias como el aumento de impuestos o la introducción del salario mínimo de 8,50 euros por hora. (dmz/dpa/hl)