Austria quiere «zonas de espera» para refugiados en frontera eslovena

 

Austria quiere «zonas de espera» para refugiados en frontera eslovena (Foto: Germanradio / Twitter)

Viena/Copenhague, 14 de enero 2016 – El partido conservador austriaco ÖVP, que gobierna el país en una gran coalición con los socialdemócratas, pidió hoy la creación de «zonas de espera» en la frontera con Eslovenia donde pueda retenerse a los refugiados que quieren entrar al país.

Además, el partido quiere que a medio plazo sólo se permita presentar solicitudes de asilo en los primeros centros de acogida de la Unión Europea (UE), conocidos como hotspots, explicó hoy el líder del partido, Reinhold Mittlerlehner, en Viena.

Mitterlehner recordó que todos los refugiados llegaron a través de terceros países considerados seguros. «De hecho, para recibir asilo en Austria cumpliendo todas las leyes vigentes se debería llegar en avión».

El Ministerio del Interior quiere empezar a gestionar el flujo de refugiados en el paso de Spielfeld, en la frontera con Eslovenia, donde ha construido una valla de un kilómetro y una nueva infraestructura desde donde quiere registrar a todos los refugiados.

La ministra del Interior, Johanna Mikl-Leitner, cree que otros países se verán obligados a adoptar medidas similares mientras no haya una protección efectiva de las fronteras exteriores de la UE. «Hay un efecto dominó del norte hacia el sur. Está bien así (…) Tenemos que poner límites al flujo de refugiados», dijo en declaraciones al alemán «Spiegel online».

Por su parte, Dinamarca registró una caída en la llegada de refugiados desde que instaló controles aleatorios de pasaporte en la frontera con Alemania el pasado 4 de enero. Hoy sólo se registraron 11 refugiados, informó la agencia de noticias Ritzau, frente a los 60 de los dos días anteriores.

Y antes del 4 de enero se registraban más de 100 solicitantes de asilo por día. Los controles aleatorios fueron introducidos a su vez en reacción a la decisión de Suecia de controlar la identidad de todos los viajeros en las frontera sueca-danesa.

Dinamarca anunció ayer la prolongación de esos controles hasta el 3 de febrero. El gobierno danés aprobó, con un amplio apoyo de la oposición, medidas para disuadir a los refugiados de viajar al país, y actualmente el Parlamento está trabajando sobre un borrador de ley que pretende limitar duramente el derecho de asilo, dificultando entre otras cosas la reunificación familiar. (dmz/dpa/hl)




Be the first to comment

Leave a Reply