Berlín cuestiona la acusación contra un blog por alta traición

 

El portal político de internet «Netzpolitik.org» (Foto: facebook)

Berlín, 3 de agosto 2015  El gobierno alemán cuestionó hoy la acusación de alta traición contra el conocido portal político de Internet «Netzpolitik.org».

El ministro de Interior alemán, Thomas de Maizière, compartió hoy las dudas del departamento de justicia por esta acusación, que ha sido duramente criticada en Alemania al ser vista como un ataque a la libertad de expresión.

«El departamento de Interior ve con escepticismo si realmente los blogueros tenían la intención de perjudicar Alemania o beneficiar a una potencia extranjera», afirmó hoy un portavoz del Ministerio de Interior.

De acuerdo con el portavoz, la Oficina Federal de Protección de la Constitución (BfV), el servicio de inteligencia interior de Alemania, informó al departamento de Interior de su intención de interponer una demanda contra el blog.

La viceportavoz del gobierno alemán, Christiane Wirtz, indicó por su parte que la canciller alemana, Angela Merkel, comparte «totalmente» la opinión del ministro de Interior alemán. Asimismo, destacó que el gobierno sigue viendo la libertad de prensa como «un bien muy preciado».

«Merkel es de la opinión de que en principio es muy difícil sopesar cuestiones que atañen a la libertad de prensa», declaró su viceportavoz.

La denuncia del presidente del servicio de inteligencia interior, Georg Maassen, llevó a la fiscalía general de Alemania a abrir pesquisas contra «Netzpolitik.org», un portal de noticias premiado por sus campañas por las libertades civiles en el mundo digital.

El fiscal general de Alemania, Harald Range, anunció el jueves la apertura de diligencias contra los dos periodistas bajo sospecha de haber publicado fragmentos de documentos clasificados como confidenciales sobre los planes del servicio de inteligencia de ampliar su vigilancia en Internet dentro del país.

Los medios y muchos políticos alemanes reaccionaron indignados contra Range, a quien también echan en cara falta de contundencia en el escándalo por la vigilancia masiva en Alemania de los servicios estadounidenses.

El propio ministro de Justicia, Heiko Maas, se distanció del fiscal, quien poco después comunicó que dejaba la investigación en suspenso a la espera de resultados de un informe externo al respecto. (dmz/hl)