Bolivia explora con Alemania proyecto para industrializar el litio

30 04 litio AleBol

El alcalino conocido como Litio, será explotado en tierras bolivianas con ayuda de Alemania. (Foto: Alexa Hernández Romero – Secretaría de Economía)

La Paz, 30 de abril 2016- Bolivia explora con Alemania alternativas para explotar a nivel industrial las reservas de litio que existen en el salar boliviano de Uyuni, en el suroeste, informó hoy el ministro boliviano de Minería, César Navarro.

«Nos interesa (una) asociación boliviano-alemana, porque sería un salto cualitativo para el desarrollo de Bolivia», afirmó Navarro en una entrevista con la radio estatal Patria Nueva, en la que dijo que recibió a una delegación académica del país europeo.

Navarro se reunió el viernes con el representante de la Universidad de Bochum en Ciencias Aplicadas de Alemania, Karl Georg Steffens, y el gerente de la empresa estatal de Recursos Evaporíticos, Luis Alberto Echazú, que promueve los proyectos de explotación del litio en el país.

La autoridad remarcó que la política de Bolivia aspira a «aportar a la cadena productiva del mundo» y «evitar que el país sea un simple consumidor». Además anticipó que existen propuestas, que no detalló, para construir vehículos eléctricos a partir de baterías de litio.

El salar de Uyuni, con una superficie de 10,582 kilómetros cuadrados y situado a 3,650 metros de altitud, está considerado como una de las mayores reservas mundiales de litio. Se encuentra en el sudoeste de Bolivia, en la jurisdicción del departamento de Potosí, y es una frontera natural con Chile.

Según expertos, de los 10,000 millones de toneladas de sal que contiene este salar, cinco millones equivalen a la materia prima del litio.

La empresa alemana K-Utec AG Salt Technologies está diseñando en esa región la primera fábrica de carbonato de litio, un compuesto clave para la fabricación de baterías empleadas en la industria electrónica.

La empresa alemana entregará hasta junio los planos de las instalaciones de la planta en el salar de Uyuni, además de los estudios para la obtención del compuesto y cátodos en base a sales, según un contrato que se firmó en 2015.

El gobierno de Bolivia, que hasta el momento se ha negado a conceder las reservas de litio a compañías privadas, se ha propuesto invertir cerca de 1,000 millones de dólares en el desarrollo de la industria del litio hasta 2020. (dpa/dmz/ahr/hl)