España: Anticorrupción pide cuatro años de cárcel para exdirector FMI

 

La Fiscalía Anticorrupción española pidió hoy cuatro años y medio de prisión para el ex director del FMI Rodrigo Rato por el escándalo de las tarjetas de crédito (Foto: Crōnica Global / Twitter)

Madrid, 14 de enero 2016 – La Fiscalía Anticorrupción española pidió hoy cuatro años y medio de prisión para el ex director del FMI Rodrigo Rato por el escándalo de las tarjetas de crédito opacas emitidas en Caja Madrid y Bankia, entidades que presidió entre 2010 y 2012.

En su escrito de acusación, remitido a la Audiencia Nacional, el fiscal solicitó la apertura de juicio oral y acusó a 66 ex directivos y ex consejeros de las entidades de un supuesto delito continuado de apropiación indebida, con penas de entre uno y seis años de cárcel.

La pena más alta corresponde al predecesor de Rato al frente de Caja Madrid, Miguel Blesa, para quien Anticorrupción pidió seis años de cárcel y una indemnización de 9,3 millones de euros. A Rato, de 66 años, le reclamó 2,6 millones.

La suma de estas cantidades se corresponden con el montante total utilizado por los usuarios de las tarjetas cuya emisión autorizaron Blesa y Rato mientras estuvieron al frente primero de Caja Madrid y después de Bankia, entidad que nació por la fusión con otras cajas de ahorro y que tuvo que ser rescatada con fondos públicos.

Las indemnizaciones que el fiscal reclama para los dos acusados son solidarias con el resto. Cada uno de ellos deberá depositar la cantidad concreta con que se lucró, deduciéndose las ya satisfechas.

La fiscalía aprecia atenuante de reparación del daño en el caso de 11 acusados que han devuelto el dinero que cargaron a las tarjetas. Entre ellos está el ex jefe de la Casa del Rey, Rafael Spottorno, para quien el fiscal pide dos años de prisión.

El escándalo de las llamadas «tarjetas black» estalló en España en octubre de 2014, cuando se conoció que ex consejeros y ex directivos de Caja Madrid y Bankia habían cargado más de 15 millones de euros en gastos personales en tarjetas de crédito opacas al fisco español.

Los imputados alegaron que las tarjetas constituían una parte de sus «retribuciones fijas», pero el juez consideró que eran irregulares al no haber sido declaradas a Hacienda.

El escándalo provocó varias dimisiones en formaciones políticas y sindicatos. Entre ellas, la baja de Rodrigo Rato en el Partido Popular (PP) de Mariano Rajoy.

El ex director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI) -entre 2004 y 2007- y ex ministro del Gobierno español está imputado también en el llamado «caso Bankia», en el que se le acusa de presuntamente falsear las cuentas del banco antes de su salida a Bolsa en 2011.

El pasado abril fue arrestado durante unas horas a raíz de un informe de Hacienda que propició una investigación en torno a él por presuntos delitos fiscales, blanqueo y alzamiento de bienes. En octubre, un juez le retiró el pasaporte como medida cautelar. (dmz/dpa/hl)




Be the first to comment

Leave a Reply