Hollande presenta plan para impulsar la lenta economía francesa

 

El presidente francés, François Hollande (Foto: Talking Points Memo / Twitter)

París, 18 de enero 2016 – El presidente francés, François Hollande, presentó hoy sus planes para impulsar la lenta economía de su país, que incluyen un paquete de 2.000 millones de euros (2.180 millones de dólares) destinados a la formación y la lucha contra el desempleo.

«Hay una emergencia económica y social», afirmó hoy el presidente ante representantes de los empresarios y los sindicatos aludiendo al estado de excepción en el que vive el país desde los atentados terroristas del 13 de noviembre.

El empleo es el único campo que resulta aún más importante que la seguridad del pueblo francés, consideró el presidente.

El jefe de Estado de 61 años, que lleva en el cargo desde 2012, vinculó en repetidas ocasiones la presentación de una nueva candidatura a su éxito en invertir la tendencia al alza del desempleo en el país, algo que anunció ya a finales de 2013.

Actualmente, Francia registra unos 3,57 millones de desempleados, unas 650.000 más que cuando Hollande llegó a la presidencia. Según las últimas cifras de la Unión Europea, la tasa de desempleo en la segunda economía europea se sitúa en el 10,1 por ciento, pero es superior entre la población más joven.

«Tenemos que trabajar para fortalecer el crecimiento y lograr así más puestos de trabajo», afirmó Hollande. Dada la volatilidad de la economía, el objetivo es aumentar la seguridad, tanto para las empresas como para los empleados.

Los estándares de cualificación son esenciales para algunos sectores, pero también pueden generar algunas barreras. «Se debe hacer todo lo posible para fomentar la creación y el desarrollo de nuevos negocios».

Hollande afirmó que Francia debe seguir el ritmo de un «mundo que cambia a una velocidad vertiginosa» y anunció sus planes para formar a medio millón de personas y crear incentivos para pequeñas empresas que contraten a jóvenes o trabajadores desempleados.

Entre ellos, las empresas con menos de 250 empleados recibirán durante dos años ayudas de 2.000 euros anuales si contratan a un desempleado en sectores de bajos ingresos.

«Queremos ver que los jóvenes puedan acceder a este plan de formación y que los empresarios aumenten la contratación de los mismos», dijo Hollande.

Promover la formación y revisar algunas de las normas para incentivar a los emprendedores también forma parte de los planes del presidente francés, que dejan intactas algunas regulaciones del mercado laboral francés. Por ejemplo, Hollande aseguró que los cambios no afectarán a la jornada de 35 horas semanales.

También se reducirán las cotizaciones sociales que pagan los empresarios. Todo el país se beneficiará de costes laborales más bajos, señaló Hollande.

El presidente afirmó que estas medidas se tomarán «lo antes posible», aunque no concretó el momento exacto. También hizo un llamamiento a los sindicatos y trabajadores, a quienes pidió cumplir con sus responsabilidades. «El Estado, por sí solo, no puede tener éxito».

Poco más de un año antes de que se celebren elecciones generales en Francia, Hollande enfrenta críticas que lo acusan de no hacer lo suficiente para sacar adelante a la economía del país.

Los analistas afirman que las posibilidades del Partido Socialista francés de reeditar el triunfo en las elecciones pasan por su capacidad para reactivar la economía francesa. (dmz/dpa/hl)




Be the first to comment

Leave a Reply