Miles de refugiados varados en la frontera Grecia-Macedonia

 

La frontera entre Grecia y Macedonia (Foto: China / Twitter)

Atenas, 25 de enero 2016 – En torno a 2.000 migrantes y refugiados quedaron hoy varados en medio del intenso frío en la frontera entre Grecia y Macedonia, que se ha convertido en un cuello de botella en la ruta de los Balcanes debido a controles introducidos por Macedonia.

Macedonia sólo permite el paso a los refugiados procedentes de Siria, Irak y Afganistán que quieran continuar viaje a Alemania o Austria y para poder controlarlo sólo deja pasar cada vez a pequeños grupos, señaló la radio estatal griega citando a la Policía.

Los migrantes pasan la noche en autobuses o en una gasolinera situada a unos 20 kilómetros al sur del paso fronterizo de Idomeni, en el lado griego de la frontera. Testigos señalaron esta mañana que había 39 autobuses esperando al sur de ese paso.

Además, los migrantes que no son de Irak, Siria y Afganistán son clasificados como migrantes económicos por las autoridades macedonias y enviados de regreso a Grecia, contaron hoy representantes de organizaciones humanitarias en declaraciones a la radio.

Algunas de esas personas intentan entonces seguir la ruta de los Balcanes cruzando la frontera por lugares no vigilados, señala. Algo nada fácil y más teniendo en cuenta las temperaturas gélidas que se registran estos días en la región.

Los países de la ruta de los Balcanes impusieron restricciones después de que Austria anunciara la semana pasada su decisión de poner un límite al número de refugiados. Eslovenia, Croacia, Serbia y Macedonia temen que si los países del oeste de Europa ponen límites de este tipo, los refugiados podrían quedar en su territorio.

Y mientras Macedonia dificulta el paso por su territorio, los refugiados siguen atravesando el Egeo desde Turquía para alcanzar las islas griegas y de ahí continuar su viaje a Atenas.

Al puerto del Pireo, cercano a la capital griega, llegaron hoy 1.481 refugiados desde Lesbos y Quíos, en su mayoría de Siria, informó la guardia costera griega. Sin embargo entre ellos también hay muchos migrantes de países norteafricanos como Marruecos y Argelia e incluso de Pakistán, según la radio estatal.

Hasta el 23 de enero, 43.921 migrantes llegaron desde Turquía a Grecia, frente a los 1.694 que lo hicieron en enero del año pasado.

Mientras tanto, aumenta también el número de personas que pierden la vida en su intento de alcanzar Europa atravesando el Mediterráneo. En lo que va de año y hasta el pasado sábado 23 de enero, 149 personas han muerto o están desaparecidas, según datos de las agencias de la ONU. La mayoría perdió la vida en el mar Egeo. (dmz/dpa/hl)




Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*