Piden clases de moral sexual para refugiados en Dinamarca

 

Los solicitantes de asilo en Dinamarca deben recibir clases de moral sexual para aprender a tratar a las mujeres danesas (Foto: Peter Frühwald / Twitter)

Copenhague, 13 de enero 2016 – Los solicitantes de asilo en Dinamarca deben recibir clases de moral sexual para aprender a tratar a las mujeres danesas, exigió hoy la oposición en el Parlamento de Copenhague, mientras el gobierno prolongó en 20 días más los controles aleatorios de pasaporte en la frontera con Alemania.

«Cuando uno está en un centro de acogida tiene sentido recibir una introducción a nuestra moral sexual», dijo la portavoz de los socialdemócratas, Trine Bramsen, citada por la agencia de noticias Ritzau.

«Normas muy básicas que nosotros conocemos, porque hemos nacido aquí, pero que hay que leer e interiorizar cuando se viene al país», explicó. Las clases podrían también servir a las autoridades a llamar la atención sobre quienes se nieguen a recibirlas.

Populistas de derecha, conservadores y liberales de izquierda apoyaron la propuesta en la cámara danesa.

Mientras tanto, Dinamarca prolongó los controles aleatorios de pasaporte en la frontera con Alemania hasta el 3 de febrero.

«Sin controles fronterizos en la frontera germana-danesa sigue existiendo un riesgo muy serio de que un gran número de extranjeros en situación ilegal se queden atrapados en Dinamarca si las autoridades suecas les niegan la entrada» a ese país, explicó hoy el Ministerio de Integración en Copenhague.

La medida se tomó después de que Suecia prolongara la semana pasada en un mes los controles en sus fronteras.

El 4 de enero, Suecia introdujo además controles sistemáticos en las fronteras con Dinamarca, obligando a todas las empresas de transporte a controlar las identidades de todos los pasajeros en trenes autobuses y ferries procedentes de Dinamarca.

La medida se tomó como un intento de frenar la llegada de refugiados al país nórdico. Ese mismo día, Dinamarca reaccionó con sus propios controles en los pasos fronterizos con Alemania, aunque de forma aleatoria y no sistemática.

La ministra de Integración, Inger Støjberg, había amenazado con esa medida en varias ocasiones, que desató protestas en la frontera entre Dinamarca y Alemania. «Los controles fronterizos continuarán y se intensificarán según las necesidades», señaló hoy.

El gobierno liberal los introdujo en un principio durante diez días, pero ahora estarán en vigor durante 20 más. «No es que nos alegremos, pues tanto los controles fronterizos suecos como los daneses limitan la libre circulación en la que hemos trabajado juntos en Europa durante muchos años», explicó Støjberg.

«Pero debemos reaccionar como gobierno a una situación extraordinaria y lo hacemos al considerarlo necesario para garantizar el orden público y la seguridad en Alemania».

Hasta el lunes fueron controladas unas 28.000 personas, según el Ministerio. Casi 200 fueron paradas por la policía en la frontera. En total, se registraron unos 700 solicitantes de asilo en Dinamarca desde la introducción de la medida. (dmz/dpa/hl)




Be the first to comment

Leave a Reply