Polémica en Reino Unido por cursos de inglés para mujeres musulmanas

 

Habrá curos de inglés para mujeres musulmanas en Reino Unido (Foto: FM Center Es Noticia / Twitter)

Londres, 18 de enero 2016 – El primer ministro británico, David Cameron, anunció hoy nuevas medidas para fomentar que las migrantes musulmanas mejoren sus conocimientos del inglés, pero el anuncio desató de inmediato reacciones encontradas.

La medida apunta a «construir un país más integrado, cohesionado», aseguró el jefe de Gobierno al anunciar que se instaurará un fondo de 20 millones de libras esterlinas (31 millones de dóalres) para dictar cursos de idioma dirigidos a migrantes, en particular a mujeres musulmanas.

Cameron dijo a la emisora BBC que quienes permanezcan en territorio británico con visa como cónyuge incluso deberán hacer exámenes de idioma. El objetivo, según el jefe de Gobierno, es promover la integración de migrantes y reducir la probabilidad de que sean captadas por extremistas.

«No estoy diciendo que exista una especie de relación causal entre no hablar inglés y convertirse en extremista. Claro que no. Eso sería ridículo», aclaró Cameron.

«Pero si no sabes hablar inglés (y) no puedes integrarte, puede que te parezca que debes superar desafíos para entender tu identidad y podrías ser más susceptible a un mensaje extremista que viene del EI (Estado Islámico)», opinó.

La reacción de las agrupaciones musulmanas en Reino Unido fue dispar, pero las críticas no se hicieron esperar.

La Fundación Ramadán, con sede en Londres, lamentó que el premier «usara a los musulmanes como una pelota de fútbol política».

El Consejo Británico de Musulmanes saludó por su parte la propuesta referida al idioma, pero criticó que se estableciera una relación entre la lengua y la seguridad.

«El primer ministro está absolutamente en lo cierto al querer que se expanda la enseñanza del inglés. Las mezquitas y la sociedad civil musulmana estarían deseosas de participar dando cursos de inglés en sus sedes, tal como lo hacen muchas mezquitas», señaló el presidente del Consejo, Shuja Shafi.

Pero la propuesta del primer ministro «cae ante el primer obstáculo si se la vincula con la seguridad y si señala a las mujeres musulmanas para ilustrar su punto», advirtió Shafi.

El director ejecutivo de la Fundación Ramadán, Mohamed Shafiq, lamentó que haya «tres millones de musulmanes en el país y que el primer ministro elija poner el foco en una minoría muy pequeña de extremistas, siendo que la mayoría de los musulmanes británicos rechazan el extremismo». (dmz/dpa/hl)




Be the first to comment

Leave a Reply