Rajoy se queja de que el PSOE no quiera negociar con su partido

 

El jefe del Gobierno español en funciones, Mariano Rajoy (Foto: El Nuevo País y Zeta / Twitter)

Madrid, 18 de enero 2016 – El jefe del Gobierno español en funciones, Mariano Rajoy, se quejó hoy de que el líder del Partido Socialista (PSOE), Pedro Sánchez, no quiera negociar una gran coalición a la alemana con su formación, el PP, para formar Gobierno en España.

«El señor Sánchez está dispuesto a hablar con todos, a ceder a todos, y con el único que no puede entenderse es con el Partido Popular (PP), que tiene más de siete millones de votos», lamentó en una entrevista a la radio pública española.

Rajoy urgió a formar Gobierno en España «con la mayor celeridad posible» y advirtió de los posibles efectos de la inestabilidad en el país. «La política afecta y mucho a la economía y a los proyectos de inversión», apuntó.

El rey Felipe VI, jefe del Estado español, inició hoy la ronda de contactos con los grupos políticos del país con el fin de proponer un candidato a presidente del Gobierno, tal y como marca la Constitución española.

Se espera que éste sea Rajoy, el líder del partido más votado en las elecciones del 20 de diciembre, en las que ninguno obtuvo los votos suficientes para gobernar sin apoyos.

Rajoy confirmó hoy su intención de tratar de formar Gobierno a pesar de no tener garantizados los apoyos necesarios para ello.

«Mi intención es trabajar para hacer un Gobierno de amplia base y apoyo parlamentario que afronte los retos importantes que tiene este país», dijo a los micrófonos de Radio Nacional de España, apelando para ello al PSOE y al emergente Ciudadanos, de centro-izquierda.

El líder socialista respeta que sea el candidato más votado el que intente en primer lugar la investidura, pero descarta apoyar a Rajoy. Si éste no logra revalidar su cargo, el plan de Sánchez es intentar formar un Ejecutivo alternativo progresista.

«Ese Gobierno iba a ser muy complicado de manejar», dijo hoy Rajoy en alusión a un hipotético pacto del PSOE con Podemos y con otros partidos izquierdistas y regionales, a los que tildó de «extremistas» e «independentistas». (dmz/dpa/hl)




Be the first to comment

Leave a Reply