Renault llamará a 15.800 coches a talleres por emisiones

 

Renault llamará a 15.800 coches a talleres por emisiones (Foto: Ruth O’Connell / Twitter)

París, 19 de enero 2016 – El fabricante de automóviles francés Renault llamará a talleres a más de 15.000 vehículos que no dieron el resultado requerido al ser evaluadas sus emisiones, informó hoy la ministra de Medio Ambiente de Francia, Ségolène Royal, al canal de televisión RTL.

Si bien no se encontró ningún software engañoso en los vehículos, los resultados no fueron los adecuados. «Las pruebas fueron insuficientes. Hay que hacerlas en condiciones de conducción reales», afirmó Royal, que subrayó la buena predisposición que está mostrando el grupo Renault.

«Para ajustar un motor se necesita medio día. Renault se comprometió a llamar a talleres más de 15.000 coches para verificarlos y ajustarlos correctamente», dijo Royal.

La automotriz confirmó la información y precisó la cifra: revisará 15.800 unidades.

Tras el escándalo protagonizado por Volkswagen, que trucó el software de sus vehículos para falsear los datos de emisión real de varios modelos, Francia ordenó la investigación inmediata de 100 vehículos de diferentes marcas. Las pruebas aún están en marcha.

Royal afirmó que vehículos de algunas marcas superaron los valores de emisiones permitidos, aunque no nombró a ningún otro fabricante a parte de Renault. Según informaciones de «Les Echos», Opel también está afectado.

Los responsables de los fabricantes quieren sentarse con la comisión creada por la ministra para explicar la situación.

«Es muy importante que acabemos con la contaminación del aire», subrayó Royal. En consecuencia, los fabricantes de vehículos deberán incorporar determinadas especificaciones en los motores.

La compañía anunció un plan para las próximas semanas para reducir las emisiones de gases de sus vehículos diésel en condiciones reales de conducción.

Durante unas pruebas realizadas al azar en Francia, los modelos diésel superaron los niveles permitidos de CO2 y de óxido nítrico.

«En las condiciones de homologación, nuestros vehículos respetan las normas de emisiones», afirmó el lunes el jefe de ventas de Renault, Thierry Koskas. Sin embargo, en condiciones de circulación reales hay diferencias con los niveles medidos durante las pruebas.

El escándalo protagonizado por Volkswagen sumió a los fabricantes de coches alemanes en la peor crisis de su historia y situó en el centro del debate las emisiones de los coches diésel de toda la industria. (dmz/dpa/hl)




Be the first to comment

Leave a Reply