Expertos alertan del peligro que corre la Gran Barrera de Coral

 

Corales de Gran Barrera en Australia (Foto: )

Bonn, 30 de junio 2015 – Activistas medioambientales alertaron hoy del peligro que corre la Gran Barrera de Coral en Australia, en vísperas de que el Comité del Patrimonio Mundial de la Unesco, que sesiona en Bonn, se pronuncie mañana miércoles sobre su estado.

La destrucción total amenaza a la Gran Barrera de Coral, que forma parte del patrimonio mundial natural de la Unesco, alertó la experta en vida marina de Greenpeace, Sandra Schötter. «Le doy otros 30 años, si algo no cambia de inmediato», señaló. Desde 1985, en torno a la mitad de los corales han muerto.

El Comité de Patrimonio Mundial de la Unesco sesionará mañana al respecto y se espera que apruebe una resolución exigiendo a Australia mayores esfuerzos para su protección. Otra posibilidad sería que trasladara la Barrera a la lista roja del patrimonio mundial amenazado, como exige Greenpeace.

E incluso aunque eso no ocurra, Australia está ya bajo una fuerte vigilancia por parte de la Unesco. El borrador de resolución actual exige al país que presente antes de diciembre de 2016 un informe completo que pruebe que está tomando medidas para protegerlo.

«Si el comité aprueba el borrador tal cual, Australia y también nosotros estaremos satisfechos», apunta Günter Mitlacher, del grupo defensor de la naturaleza WWF Alemania. 

«El comité puede así mostrar que va en serio con la protección de la Gran Barrera de Coral y que no libra a Australia de la responsabilidad», añadió.

«El gobierno australiano está bajo presión de cualquier forma», señala Schöttner.

Australia acudió a Bonn con una gran delegación dirigida por el ministro de Medio Ambiente, Greg Hunt.

La Gran Barrera de Coral es el mayor arrecife de coral del mundo y está amenazado por el calentamiento de los mares, la contaminación del agua por el flujo de los ríos australianos y por la minería de carbón en la costa. El gobierno australiano quiere, sin embargo, seguir ampliando la industria del carbón y para ello necesita construir nuevos puertos. Pero las excavaciones y el aumento del tráfico marítimo dañarían aún más el arrecife, según los expertos.

La Gran Barrera de Coral está integrada por unos 3.000 arrecifes y 900 islas y se extiende por más de 2.300 kilómetros a lo largo de la costa oriental de Australia. Se trata de la mayor atracción turística del país, que desde 1981 figura en la lista del patrimonio mundial natural de la Unesco.(dmz/dpa/hl)